Compartir
Publicidad

Si dispararas un táser a cámara superlenta esto es lo que verías

5 Comentarios
Publicidad

La pistola táser fue inventad por Jack Cover en 1974 gracias a unas novelas de ciencia ficción. Los libros de Tom Swift trataban de un joven inventor, entre cuyas creaciones estaba el taser, un arma que administra una fortísima descarga eléctrica a su víctima. Cover, que trabajaba en la NASA, creó un aparato semejante, el cual bautizó con el mismo nombre que tenía en aquellos libros: Thomas A. Swift’s Electric Rifle (en español: Fusil eléctrico de Thomas A. Swift). Básicamente, el táser lanza una descarga eléctrica no letal (aunque son algunas las personas que han muerto tras ser disparadas con ellas).

Usando la cámara superlenta que ha puesto de moda otra saga de ciencia ficción, Matrix, en el vídeo que encabeza esta entrada podemos ver qué es lo que pasa exactamente cuando disparamos el arma. Lo más sorprendente es todo lo que sale de su cañón, como unos dardos que transmiten el choque eléctrico a distancias de hasta 10 metros, o una pequeña cantidad de confeti cuya función es liberar pruebas del disparo para la investigación criminal (cada pieza de confeti lleva impreso el número del cartucho). El dispositivo analizado es el X26 de Taser International.

Vía | Sinc

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio