Compartir
Publicidad
Publicidad

Se crea la máquina que encoge objetos

Se crea la máquina que encoge objetos
Guardar
8 Comentarios
Publicidad



a) Cuchara real en el centro del dispositivo b) Ilusión óptica generada por el dispositivo en el espacio virtual c) Fotografía del dispositivo. Image credit: Jiang, et al. ©2011 American Institute of Physics

Un grupo de ingenieros chinos acaba de publicar un método para encoger los objetos y engañar al ojo humano para que perciba un objeto de un tamaño inferior al real. Controlando como se curva la luz alrededor de un objeto, han creado un dispositivo capaz de proporcionar una ilusión óptica con un tamaño inferior al real del objeto. Este dispositivo ha sido publicado en la revista Applied Physics Letters recientemente.

Los materiales utilizados en este dispositivo son los mismo que se han venido empleando en la fabricación de la famosa “manta de invisibilidad”, los metamateriales. Éstos son capaces de refractar la luz y controlar su trayectoria de la forma deseada.

El funcionamiento de este ingenio es el siguiente. Está formado por ocho anillos concéntricos de 12 mm de altura cada uno. Al introducir un objeto cualquiera en su interior, la onda de luz se desplaza a través de los anillos consiguiendo que los frentes de onda se curven y su longitud de onda se comprimna. Cuando la luz alcanza la región circular interior, la onda se descomprime. Para un observador situado en el exterior, esta luz manipulada crea la ilusión de un objeto más pequeño.

Según Tie Jun Cui, uno de los investigadores:

El dispositivo está diseñado para utilizar transformaciones ópticas, que hacen que el objeto en el espacio real y virtual coincidan. En nuestro diseño, el objeto real es grande y el objeto virtual es pequeño. Con la ayuda del dispositivo, el campo de dispersión del objeto grande se convierte en el mismo que el del objeto pequeño.

Además, los investigadores afirman que pueden incluso generar un objeto virtual de tamaño reducido que no exista en la realidad, ya que las proporciones de algunos objetos dependen de su tamaño.

Se rumorea que este dispositivo tendrá multitud de aplicaciones en el mundo militar, ya que funciona a frecuencias de microondas y es capaz de engañar a un radar o a cualquier otro sistema de detección electromagnética.

Vía | Applied Physics Letters

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos