Compartir
Publicidad

Nuevo chip para mejorar cítricos

Nuevo chip para mejorar cítricos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Científicos de la Universidad de California Riverside, asociados a la compañía Affymetrix, han diseñado un nuevo tipo de chip, al que llaman GeneChip Citrus Genome Array, que parece ser capaz de aportar información con la que mejorar las cosechas de cítricos. La idea consiste en utilizar el chip como sensor genético, siendo capaz de reaccionar ante la presencia de varios genes activados en diversas muestras de cítricos, unos genes que están asociados con la acidez o el sabor. Con la información proporcionada por este sistema, se supone que los investigadores serán capaces de mejorar considerablemente la calidad media de los cítricos.

El objetivo final de este tipo de desarrollos es lograr lo que podrían llamarse superfrutas. En este caso, el chip para el estudio de cítricos proporcionará datos muy útiles para que los productores puedan seleccionar las variedades o plantas más adecuadas para mejorar la productividad, las mejor dotadas a la hora de resistir plagas o aquellas que, de cara al consumidor final, sean más sabrosas y puedan pelarse con más facilidad. Igualmente, este nuevo chip genético ayudará a comprender cómo atacan las enfermedades víricas a las células vegetales y, además, servirá para conocer el proceso de degradación que sufre la fruta durante el tiempo en que permanece congelada, con lo que se espera tener suficiente información para desarrollar nuevos sistemas de almacenaje capaces de mantener el sabor.

Básicamente, el funcionamiento del chip está basado en una oblea de vídrio que cuenta con cerca de un millón de pequeñas placas, formando una rejilla, donde se depositan fragmenteos de ADN del tipo de cítrico a estudiar, por medio de una tecnología que guarda similitudes a la empleada en la industria de semiconductores para fabricar chips electrónicos. El conjunto está empaquetado en una caja de plástico más pequeña que una tarjeta de crédito. Para obtener resultados, se deposita sobre el chip una muestra del ARN que esté produciendo en ese momento la planta. Este ARN, que indica qué genes se encuentran activos en ese instante, reaccionará con su ADN complementario situado en el chip y, marcado con un código de posición dentro de la rejilla, ofrecerá los datos genéticos de esa planta. ¿Será este el primer paso para lograr sabrosas naranjas, fáciles de pelar y resistentes a las plagas?

Vía | ScienceDaily Más información | Affymetrix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos