Compartir
Publicidad

Nextdoor existe porque los periódicos locales perdieron la ocasión de ser Nextdoor

Nextdoor existe porque los periódicos locales perdieron la ocasión de ser Nextdoor
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es ningún secreto: el periodismo está en crisis. No solo resulta poco rentable económicamente porque el lector puede encontrar información gratuita en internet, sino que la propia figura del informador se ha devaluado porque la ciudadanía, en conjunto, ya está informando localmente de lo que sucede a su alrededor.

Si antes era el periodista el que interrogaba a las personas para saber qué estaba pasando, ahora son las mismas personas las que lo cuentan a través de Twitter, un blog o YouTube, saltándose el intermediario.

El periodismo profesional debería estar ya más encaminado a asesorar y ofrecer visibilidad al periodismo ciudadano y colaborativo, antes que exigir la parte del pastel que pierde año tras año. O peor: exigir que se le pague por crear contenidos sin más, aunque sea en formato blog. Pero las profesiones suelen ser reacias al cambio de paradigma. Los medios locales, como los periódicos, podrían haberse encaminado hacia este punto.

En definitiva, podrían haber sido cosas como Nextdoor. Pero no lo fueron. Afortunadamente, existe Nextdoor.

Información colaborativa estilo Wiki

Nextdoor Harris Infographic Final

Jeff Jarvis explica en su recomendable libro El fin de los medios de comunicación masas que, durante después de sufrir el huracán Sandy, muchos ciudadanos colaboraron entre sí para organizarse, cortar árboles que impedían el paso por las calles y así permitir entrar a los equipos de emergencia, etc.

Jarvis organizó todo este potencia humano civil a través de Nextdoor, dado que Jarvis no tenía el contacto de todos sus vecinos ni sus correos electrónicos. Nextdoor es una plataforma de comunicación entre personas que se hallan geográficamente cerca a fin de discutir sobre delincuencia y seguridad de la zona.

Nextdoor no fue exactamente lo que Jarvis buscaba (aún faltaba que se diera de alta mucha gente y no está diseñado específicamente para desastres como el Sandy), así que tuvo que regresar a los ineficaces correos electrónicos. Sin embargo, Jarvis reflexiona que Nextdoor es un paso adelante de muchos otros que se darán en la misma dirección.

Entretanto, he conocido al fundador de Nextdoor, Nirav Tolia, quien recaudó 100 millones de dólares de un impresionante grupo de inversores: Kleiner Perkins, Greylock Partners, Benchmark, el fondo personal de Jeff Bezos, Google Ventures y Allen & Co. La compañía está tratando esos problemas y construyendo una plataforma prometedora para que los vecinos se pongan en contacto y compartan información en un entorno privado y de confianza.

El primer atisbo de este camino probablemente surgió a raíz de la idea de los hashtags, propuesto por primera vez por Chris Messina para usarse en Twitter, allá por el año 2007. De esta manera se podrían encontrar tuits relacionados con acontecimientos o temas. Lo irónico que es que no fue el medio de comunicación el que pensó en los hashtags, en este caso Twitter, sino los propios usuarios.

Los usuarios necesitan herramientas cada vez más apropiadas, que ellos mismos moldearan para sus beneficios y necesidades, obteniendo aún más poder como periodistas 2.0, colaboradores o como quiera llamarse. Los medios convencionales, los periodistas profesionales, adoptarán así otro papel, tal y como concluye Jarvis:

Un medio informativo puede convertirse en una plataforma de muy diversas formas. Puede proporcionar tecnología existente (wikis, foros, mapas, bases de datos, sondeos, etc.) y trabajar con servicios existentes que sus comunidades ya utilizan (seleccionando información y datos relevantes de YouTube, Twitter, Facebook, Tumblr, Google+, Pinterest, Vine, Tout, entre otros). Los medios informativos pueden explorar nuevas tecnologías (por ejemplo, sensores que informen del entorno, cámaras portátiles, vídeos de teléfonos móviles en streaming, análisis de datos de debate social), para facilitar el intercambio de información. También puede ayudar a blogueros independientes y corresponsales comunitarios a lograr cobertura en sus propias ciudades: ofreciéndoles contenidos, promoción, tecnología, redes publicitarias, formación, y medios para colaborar. Las organizaciones de prensa ya no operan solas en monopolios o silos. Viven rodeadas de muchos competidores o colaboradores (según cuál sea tu punto de vista) en un desorganizado aunque creciente ecosistema informativo.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio