Compartir
Publicidad

Historia del teflón

Historia del teflón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

La sustancia en sí se denomina politetrafluoretileno y fue inventada en 1938 por el científico americano Roy Plunkett, el cual trataba de conseguir un nuevo tipo de refrigerante para patentar. Preparó una gran cantidad de gas tetrafluoretileno y lo almacenó en unos recipientes similares a los de la laca del pelo.

Un día, cuando iba a utilizarlo, no logró extraer el gas de los recipientes, ¿qué pasó?, el gas se había polimerizado convirtiéndose en un sólido, al examinar el material, se dio cuenta de que era increíblemente liso e inerte.

Hasta aquí, todo quedó en una simple curiosidad, pero llegada la Segunda Guerra Mundial, el teflón, fue rescatado para la construcción de la bomba atómica, se utilizó para guardar los compuestos de uranio, que son altamente tóxicos, para poder fabricar las bombas. Hoy en día se utiliza en múltiples propósitos, como la goma que se llama Polyfet, esta se inyecta quirúrgicamente alrededor de la uretra para poder tratar la incontinencia urinaria. También se utiliza para numerosas prótesis vasculares o para tapar defectos de la pared cardiaca de los recién nacidos.

También es utilizado en numerosos enseres domésticos y de cocina. Ahora bien, después de esta pequeña explicación sobre el teflón, hacemos un inciso sobre sus posibles contraindicaciones, y decimos posibles, ya que todavía no hay estudios concluyentes sobre ellas.

Se han desarrollado estudios sobre la posible incidencia en la salud humana con relación al cáncer. Los humos que emite el teflón cuando está caliente son altamente tóxicos, de ahí que se recomiende no dejar la sartén al fuego sin nada dentro. Por otra parte, cuando se cocina con las sartenes, algunas micro partículas de teflón, pueden pasar a nuestro organismo, aunque esto no ha sido estudiado todavía por los expertos.

Más información | Pslc Más información | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio