Publicidad

Con este láser se te puede identificar gracias a tu ritmo cardíaco a 200 metros de distancia

Con este láser se te puede identificar gracias a tu ritmo cardíaco a 200 metros de distancia
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El Pentágono tiene un láser que puede identificar personas a distancia, por el latido de su corazón. Así, puede detectar su firma cardíaca única a 200 metros de distancia, incluso a través de la ropa.

A nivel biométrico, la firma cardíaca de un individuo es única y, a diferencia de las caras u otros signos biométricos, permanece constante y no se puede alterar ni disimular.

Firma cardíaca

Un nuevo dispositivo, desarrollado para el Pentágono, puede identificar a las personas sin ver su cara: en cambio, detecta su firma cardíaca única con un láser infrarrojo. Si bien funciona a 200 metros, podrían ser posibles distancias mayores con un láser más potente.

El nuevo dispositivo, llamado Jetson, utiliza una técnica conocida como vibrometría láser para detectar el movimiento de la superficie causado por los latidos del corazón. Esto funciona con ropa típica como una camisa y una chaqueta (aunque no ropa más gruesa como un abrigo de invierno).

Se tarda unos 30 segundos en obtener un buen retorno, por lo que actualmente el dispositivo solo es efectivo cuando el sujeto está sentado o de pie.

a

Para logar este hito propio de una película de ciencia ficción, se desarrollaron algoritmos capaces de extraer una firma cardíaca de las señales láser, obteniendose así un 95% de precisión en buenas condiciones. En la práctica, es probable que Jetson se use junto con el reconocimiento facial u otros métodos de identificación.

Wenyao Xu, de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, también ha desarrollado un sensor cardíaco remoto, aunque funciona a solo 20 metros de distancia y utiliza un radar.

Una limitación evidente es la necesidad de una base de datos de firmas cardíacas, pero incluso sin esta base de datos el sistema tiene usos potenciales interesantes. Las fuerzas armadas estadounidenses en Irak y Afganistán también recolectan datos biométricos de manera rutinaria, por lo que los datos cardíacos podrían agregarse a esa biblioteca. A largo plazo, esta tecnología podría encontrar muchos más usos, creen sus desarrolladores. Por ejemplo, un médico podría buscar arritmias y otras afecciones de forma remota, o los hospitales podrían monitorear la condición de los pacientes sin tener que conectarlos a las máquinas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir