Compartir
Publicidad
Publicidad

El primer puerto espacial está listo

El primer puerto espacial está listo
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un nuevo capítulo de la historia del transporte espacial está siendo escrito en Nuevo México. Ya ha sido inagurado la terminal y el hangar que será la base de operaciones de la compañía de vuelos suborbitales en Spaceport America.

El estudio británico de diseño internacional Foster + Partners, en colaboración con URS Corporation, resultó ganador del concurso para la construcción en el sur de Estados Unidos del primer aeropuerto espacial comercial del mundo.

El edificio de la Autoridad Espacioportuaria de Nuevo México será sede internacional y centro de control de misiones espaciales comerciales del grupo Virgin Galactic, propiedad de Richard Branson.

Como primer aeropuerto espacial diseñado para uso comercial, sus constructores afirman que Spaceport America ha sido concebido teniendo en cuenta las necesidades del negocio espacial.

Las ventajas exclusivas de su emplazamiento geográfico, lo deslumbrante y emblemático de su arquitectura y la tradición de liderazgo de Nuevo México en el sector espacial han confluido para dar luz a una nueva forma de viaje espacial

Añadían los mismos.

El puerto espacial planea iniciar los vuelos dentro de un año, a finales de 2012, según adelantó Branson. Aún se realizan pruebas en los vehículos y sigue en construcción parte de la terminal, pero ya hay unas 450 reservas, que pagaron billetes por un valor de 200 mil dólares.

Un portavoz de Foster + Partners explicaba que el puerto espacial se verá como una forma sinuosa en el paisaje, y sus espacios interiores pretenden captar todo el misterio y la emoción de los propios viajes espaciales, como expresión de las sensaciones que experimentarán los primeros turistas espaciales.

Con un impacto mínimo en el entorno, estas instalaciones serán las primeras de su clase en todo mundo y, por tanto, un modelo a seguir en el futuro.

perfiles
El puerto espacial apenas se eleva sobre el perfil del paisaje semi-desértico de Nuevo México y, visto desde el histórico Camino Real, la forma orgánica de la terminal parece una simple elevación del terreno.

Construido con materiales y técnicas de la región, el puerto espacial es tanto sostenible como sensible a su entorno

Continuaba el portavoz de Foster + Partners.

Los astronautas y los visitantes del complejo entrarán en el edificio a través de un canal profundo cavado en el paisaje. Los muros de contención ofrecen un espacio expositor que documenta la historia de la región, así como de la exploración espacial.

El proyecto, concebido para presentar unos requisitos energéticos muy reducidos y producir unas emisiones mínimas, aspira a obtener la prestigiosa certificación de liderazgo en diseño energético y medioambiental (LEED, por sus siglas inglesas).

El edificio, de perfil bajo, se ha cavado en el paisaje para aprovechar la masa térmica que lo protege de los extremos del clima de Nuevo México, y para atrapar los vientos de poniente que procuran su ventilación.

La luz natural penetra a través de las claraboyas y la fachada de cristal se reserva únicamente para la terminal, que se erige en plataforma para disfrutar de las codiciadas vistas a la pista.

Por si alguien tenía dudas, el futuro ya está aquí.

Vía | Virgin Galactic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos