Compartir
Publicidad

El avión antiincendios más grande del mundo transporta hasta 74.200 litros de agua

El avión antiincendios más grande del mundo transporta hasta 74.200 litros de agua
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si bien los incendios forestales pueden desencadenarse por la combustión espontánea de hojas y ramas secas, más del 80% de los incendios forestales son provocados por personas, ya sea de forma deliberada o por accidente.

Para combatir esta clase de incendios se construyó el que se considera la aeronave antiincendios más grande del mundo, el Global SuperTanker.

Global SuperTanker

a

Este Boeing 747-400 descarga el agua a tan solo 120-240 metros de altura y a una velocidad de 260 kilómetros por hora. Además, descarga mucha: este avión comercial adaptado puede llevar hasta 74.200 litros de agua o retardante.

En septiembre de 2017, el 747 Supertanker fue contratado por el Cal Fire (The California Department of Forestry and Fire Protection) para combatir a los incendios forestales de California, Estados Unidos. En enero de 2017, fue usado en los incendios de la zona centro-sur de Chile.

Mil Mi-26

a

Si hablamos de helicópteros, entonces hemos de centrarnos en el Mi-26TP, el helicóptero antiincendios más grande del mundo.

Mide 33,73 metros de largo y su peso máximo al despegue es de 56 toneladas. Puede equiparse con un sistema de descarga de agua VSU-15, que consiste en un saco de tela muy resistente que se descuelga en cualquier depósito y se llena con 15 toneladas de agua en unos 30 segundos.

El Mil Mi-26 (designado por la OTAN como Halo) es un helicóptero bimotor soviético de carga pesada que ostenta el honor de ser el helicóptero en producción más grande del mundo. El Halo es pilotado por una tripulación de cuatro personas: piloto, copiloto, ingeniero de vuelo, y navegante. El Halo fue el primer helicóptero en volar con éxito con un rotor principal de ocho hélices. Este rotor es de 32 m de diámetro, y está hecho de materiales compuestos y aleaciones de aluminio, con un borde de ataque de titanio.

Esta clase de sistemas son de gran efectividad y rapidez, sobre todo en áreas muy grandes. Unas características muy necesarias en esta clase de contextos de incendios forestales, habida cuenta de que un incendio forestal puede avanzar a velocidades de 23 kilómetros por hora. Por ejemplo, 10,1 millones de acres (40.873.249.866 metros cuadrados) fueron destruidos en Estados Unidos por incendios forestales en el año 2015, el equivalente a más de 20.000 campos de fútbol americano.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos