Publicidad

Armas que no funcionaron demasiado bien: una pistola que se llevaba descargada por miedo, gatos acústicos, bazookas nucleares...

Armas que no funcionaron demasiado bien: una pistola que se llevaba descargada por miedo, gatos acústicos, bazookas nucleares...
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las armas sirven para matar o neutralizar una amenaza. Sin embargo, algunos diseños de armas han servido para otras cosas antes que ésa. Por ejemplo, para poner en evidencia que no funcionaban correctamente, que resultaban pésimas, inútiles y ridículas.

A continuación, algunos de los ejemplos más llamativos:

Shiki Kenju

s
La pistola 94 Shiki Kenju empleada en Japón durante la Segunda Guerra Mundial era tan poco fiable que se podía disparar cuando se enfundaba o se cargaba con demasiada brusquedad. Tanto es así, que los soldados acostumbraron a llevar esta pistola descargada... sólo la cargaban cuando era imprescindible para la batalla.

Gato acústico

s
En Estados Unidos, durante la Guerra Fría, la CIA trató de emplear un gato como espía mediante la implantación quirúrgica de pilas, un dispositivo de escucha en su cuerpo y una antena en al cola. Una idea bastante extravagante, que además se saldó con la muerte del gato que realizó la primera prueba: fue atropellado con un taxi.

Afortundamente ya disponemos de robots que simulan ser gatos, al menos en su forma de caminar. Lo bueno de los gatos, eso sí, es que son capaces de sobrevivir a grandes caídas.

Bazooka nuclear

d
Todos disfrutamos de las armas de gran calibre o gran poder de destrucción, aunque sean poco precisas, como la que dispara Harry el Sucio (una Smith & Wesson Model 29) o la Minigun multicañón con una elevada cadencia de fuego con el sistema Gatling de cañones rotativos accionado por un motor eléctrico que aparecía en Depredador. Pero ¿os acordáis de aquel lanzacohetes que usaban los soldados de Starship Troopers que provocaba una detonación nuclear autocontenida que arrasaba con los nidos de bichos? Pues algo así hacía el bazooka M28 Davy Crockett diseñado en Estados Unidos durante la Guerra Fría.

Fue una de las armas nucleares más pequeñas jamás construida. Después de su producción, sin embargo, se observó que producía una radiación letal en un radio de 600 metros desde su punto de impacto (a mayor distancia, como 800 o 1000 metros, entonces se podía desarrollar cáncer más adelante) . Además, tampoco era sencillo tener puntería con ella. Afortunadamente, el arma nunca se implantó.

Pala escudo Macadam

Diseñada en Canadá, durante la Primera Guerra Mundial, esta pala en miniatura disponía de un agujero en el que cabía el cañón de un rifle. Sin embargo, el orificio estaba demasiado abajo para permitir un buen tiro y el material no era a prueba de balas.

Perros antitanque

Usado en Rusia durante la Segunda Guerra Mundial, los perros entrenados debían llevar bombas atadas a sus lomos hasta los tanques enemigos. Tal y como explica Stephen Pile en El libro de los fracasos heroicos:

La idea era entrenar a perros para que asociaran la comida con los bajos de los tanques con la esperanza de que se lanzaran hambrientos debajo de los Panzers atacantes. Luego se les sujetaban bombas al lomo. Desgraciadamente, los perros sólo asociaban la comida a los tanques rusos y obligaron a toda una división soviética a retirarse. El plan fue rechazado dos días después de que los rusos entraran en la Segunda Guerra Mundial.

Armas poco maniobrables

 fusil Kalashnikov AK-47 con cargador para 100 balas calibre 7,62 mm
Kalashnikov AK-47 con cargador para 100 balas calibre 7,62 mm
d
“Union” calibre .25 ACP
lmente
Revólver "Cabeza de Águila": hay que girar el tambor manualmente

Para los disfrutéis de todo este tipo de artefactos, tal vez os interese mudaros, entonces, al país con el mayor gasto militar del mundo.

Más información | Scribd

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir