Usuarios de cigarrillos electrónicos enfrentan un 15% más de riesgo de accidente cerebrovascular que los fumadores tradicionales

Usuarios de cigarrillos electrónicos enfrentan un 15% más de riesgo de accidente cerebrovascular que los fumadores tradicionales
1 comentario

Según una investigación preliminar que se presentará en el American Heart Association's Scientific Sessions 2021, los adultos que usaban cigarrillos electrónicos tenían un 15% más de riesgo de sufrir un derrame cerebral a una edad más temprana en comparación con los adultos que fumaban cigarrillos combustibles tradicionales y a pesar del alto riesgo de sufrir un derrame cerebral con el tabaquismo.

Conocimiento incierto de los cigarrillos electrónicos

El uso global de los cigarrillos electrónicos, que son dispositivos que funcionan con baterías y que suministran nicotina junto con otras sustancias químicas en forma de aerosol, ha aumentado sustancialmente en los últimos años. Sin embargo, existe un conocimiento muy limitado sobre la seguridad, los riesgos y la eficacia potencial de los cigarrillos electrónicos para ayudar a las personas a dejar de fumar.

Para obtener más información sobre el impacto cerebrovascular del uso de cigarrillos electrónicos, los investigadores examinaron la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de 2015 a 2018 para identificar a 79.825 adultos con antecedentes de accidente cerebrovascular que usaban cigarrillos tradicionales o cigarrillos electrónicos.

Entre los participantes, 7.756 (9,72%) utilizaron cigarrillos electrónicos; 48.625 (60,91%) utilizaron cigarrillos tradicionales; y 23.444 (39,37%) utilizaron ambos. Entre los otros hallazgos de este análisis:

  • Los adultos que usaban cigarrillos electrónicos eran más jóvenes cuando tuvieron su primer derrame cerebral, con una edad promedio de 48 años, en comparación con 59 años para las personas que fumaban cigarrillos tradicionales y 50 años para quienes usaban ambos.
  • El accidente cerebrovascular fue mucho más común entre los fumadores de cigarrillos tradicionales que entre los usuarios de cigarrillos electrónicos o las personas que usaban ambos, un 6,75% en comparación con un 1,09% y un 3,72%, respectivamente.
  • Entre las mujeres que sufrieron un accidente cerebrovascular, el 36,36% usó cigarrillos electrónicos en comparación con el 33,91% que fumaba cigarrillos tradicionales.
  • Entre los participantes mexicoamericanos del estudio, el 21.21% usaba cigarrillos electrónicos y el 6.02% fumaba cigarrillos tradicionales. El 24.24% de los participantes hispanos no mexicoamericanos usaba cigarrillos electrónicos y el 7.7% fumaba cigarrillos tradicionales.
Temas
Inicio