Se desarrolla el dispositivo de pérdida de peso del mundo para ayudar a combatir la epidemia mundial de obesidad.

Se desarrolla el dispositivo de pérdida de peso del mundo para ayudar a combatir la epidemia mundial de obesidad.
4 comentarios

DentalSlim Diet Control es un dispositivo intraoral que un profesional dental coloca en los dientes traseros superiores e inferiores. Utiliza dispositivos magnéticos con pernos de bloqueo exclusivos fabricados a medida. Permite al usuario abrir la boca solo unos 2 mm, restringiéndolo a una dieta líquida, pero permite la libertad para hablar y no restringe la respiración.

Estamos ante el primer dispositivo del mundo para ayudar a la combatir la obesidad, y ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad de Otago y del Reino Unido.

Sin efectos adversos

Los participantes en un ensayo con este dispositivo perdieron un promedio de 6,36 kg en dos semanas y estaban motivados para continuar con su viaje de pérdida de peso. El investigador principal, Paul Brunton, vicerrector adjunto de Ciencias de la Salud de la Universidad de Otago, dice que el dispositivo será una herramienta eficaz, segura y asequible para las personas que luchan contra la obesidad. Lo coloca un dentista, el usuario puede soltarlo en caso de emergencia y puede colocarse y quitarse repetidamente:

La principal barrera para las personas para una pérdida de peso exitosa es el cumplimiento y esto les ayuda a establecer nuevos hábitos, lo que les permite cumplir con una dieta baja en calorías durante un período de tiempo. Realmente pone en marcha el proceso. Es una alternativa no invasiva, reversible, económica y atractiva a los procedimientos quirúrgicos. El hecho es que no hay consecuencias adversas con este dispositivo.

La herramienta podría ser particularmente útil para quienes tienen que perder peso antes de poder someterse a una cirugía y para los pacientes con diabetes en quienes la pérdida de peso podría iniciar la remisión.

Si bien la cirugía bariátrica juega un papel importante en el manejo de la obesidad mórbida, no se puede confiar en ella para manejar esta "epidemia global". Cuesta alrededor de 24.000 euros y los pacientes "viven con las consecuencias de por vida, que pueden ser bastante desagradables".

¿Qué os parece el dispositivo? ¿Una tortura medieval?

Temas
Inicio