Publicidad

Nuevo estudio de los CDC ofrece más evidencia de que la COVID-19 se puede propagar en los aviones

Nuevo estudio de los CDC ofrece más evidencia de que la COVID-19 se puede propagar en los aviones
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Un estudio publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea sugiere que los viajeros asintomáticos de la COVID-19 podrían propagar el coronavirus en los vuelos.

El estudio ha encontrado que, en un vuelo con 290 pasajeros, un pasajero pareció contraer el nuevo coronavirus de uno de los seis viajeros asintomáticos.

Debemos mejorar la seguridad de los vuelos

Los investigadores señalan que el uso de máscarillas a bordo de los vuelos es crucial para prevenir la propagación del virus, junto con la higiene de las manos, la desinfección de superficies y el trabajo para limitar el contacto durante el embarque y el desembarque.

En el estudio, antes de abordar, los trabajadores médicos examinaron a las 310 personas programadas para volar; 11 personas que mostraron síntomas no abordaron el avión. A cada pasajero se le entregó una máscara N95, y los miembros del personal siguieron estrictos procedimientos de control de infecciones en el aeropuerto y en el aire.

Cuando aterrizó el vuelo, los 299 pasajeros fueron puestos en cuarentena por el gobierno durante dos semanas y se les realizó pruebas periódicas de COVID-19. Seis pasajeros, que estaban asintomáticos, dieron positivo al inicio de la cuarentena. Al final de la cuarentena, un pasajero dio positivo después de haber dado negativo previamente.

a El estudio halló que un pasajero a bordo probablemente había sido infectado por cualquiera de los seis asintomáticos que también estaban en el vuelo.

Esa pasajera estaba sentada tres filas por delante de los asintomáticos y había usado su N95 durante todo el vuelo, excepto para comer y usar el baño. Los asintomáticos utilizaron el mismo baño durante el vuelo.

Debido al estricto control de infecciones y la cuarentena posterior al vuelo, los investigadores concluyeron que el paciente recién infectado probablemente había contraído el virus durante el viaje. Un estudio de validación que analizó un segundo vuelo encontró el mismo resultado, con tres pacientes asintomáticos que probablemente infectaron a otro pasajero.

Lo que sugiere el estudio, pues, es que, aunque se sigan todos los protocolos, quizá tocar determinadas superficies ya es un foco de contagio, así que los vuelos tienen que mejorar sus protocolos aún más, especialmente porque los pasajeros asintomáticos pueden contaminar las superficies durante los vuelos o no cooperar con los requisitos de usar mascarilla todo el tiempo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios