Compartir
Publicidad

La luz azul de nuestros dispositivos puede dañar nuestros ojos irreversiblemente

La luz azul de nuestros dispositivos puede dañar nuestros ojos irreversiblemente
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La luz azul se produce naturalmente en la luz del sol, que también contiene otras formas de luz visible y rayos ultravioleta e infrarrojos. Pero no solemos mirar fijamente el sol durante horas, porque ya desde pequeños nos han avisado que eso es malo para la vista.

Sin embargo, sí que nos pasamos horas mirando las pantallas de nuestros smartphones, tablets y otros dispositivos, que también emiten luz azul.

Luz azul

Se conoce como luz azul al rango del espectro de luz visible que tiene una longitud de onda entre 400-495 nm. La luz azul es un tipo de luz visible de alta energía como lo son el violeta y el índigo.

Los humanos pueden ver un espectro estrecho de luz, que va del rojo al violeta. Las longitudes de onda más cortas aparecen en azul, mientras que las más largas aparecen en rojo. Lo que aparece como luz blanca, ya sea por la luz del sol o la pantalla, en realidad incluye casi todos los colores del espectro.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Toledo, Ohio, ha descubierto que la luz azul emitida por nuestras pantallas puede causar degeneración macular, un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda, y no tiene remedio. Lo que ocurre es que la luz azul provoca la oxidación de la retina, creando "especies químicas tóxicas".

Child 1183465 960 720

La luz azul tiene más energía y una longitud de onda más corta que otros colores, por lo cual daña gradualmente el ojo. Y estamos continuamente expuestos a ella y la córnea y el cristalino no pueden bloquearla ni reflejarla. La enfermedad surge entre personas de 50 o 60 años, por la muerte de las células receptoras de luz de la retina.

En los Estados Unidos la degeneración macular vinculada a la edad es la causa principal de ceguera. Así que, mientras se continúan haciendo investigaciones al respecto, los investigadores recomiendan usar gafas de sol que filtren tanto los rayos ultravioletas como los azules y evitar mirar el smartphone o la tableta en la oscuridad.

Otra opción que podría tomar los fabricantes es evitar depender tanto de la luz azul. Por ejemplo, los militares todavía usan luz roja o naranja para muchas de sus interfaces, incluidas las que se encuentran en las salas de control y las cabinas de mando. Estos son colores de bajo impacto que son adeacuados para los turnos nocturnos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos