Compartir
Publicidad

Las enfermedades transmitidas por insectos se globalizan debido a los viajes y el calentamiento

Las enfermedades transmitidas por insectos se globalizan debido a los viajes y el calentamiento
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La globalización es un hecho. No hace muchos años, en un supermercado español no podía encontrarse pan de pita, por ejemplo. Ni tampoco cebolletas. Ahora uno puede encontrar alimentos de todos los rincones del mundo. Por, los supermercados americanos, desde 1970, han pasado de un promedio de artículos disponibles de 3.000 a más de 8.000. Por otro lado, a pesar del juego de ajedrez en el que se ha convertido comprar un billete de avión, las tarifas aéreas han bajado a la mitad desde 1978, y el fenómeno lowcost permite que hasta el más pintado se plante en otro país. E incluso en otro continente.

Sumemos a esto el calentamiento global que estamos sufriendo, que resulta adaptativo para muchas especies de insectos. Finalmente, lo que parece que está ocurriendo es que las enfermedades transmitidas por insectos se globalizan, y también rebrotan allí donde se creían erradicadas, según ha manifestado Rogelio López-Vélez, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, en el ámbito del Congreso de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) que se ha celebrado en el CaixaForum de Madrid.

España es un crisol donde se funden varios factores de riesgo. Recibe 62 millones de viajeros todos los años; 1,2 millones de españoles van a zonas tropicales, hay 4 millones de inmigrantes (aunque esa cifra ha podido bajar con las repatriaciones), es paso obligado para las aves migratorias que vienen de África y pueden llevar pulgas u otros insectos adheridas y está cerquísima de África. Además, en Cataluña y el norte de la Comunidad Valenciana ya hay colonias de mosquito tigre, Aedes albopictus, que puede sustituir al Aedes aegypti como transmisor de dengue, chikungunya o zika.

Dengue, malaria, chagas, chikungunya, fiebre amarilla, leishmania, filariasis... empiezan a ser términos cada vez más ubicuos. Y este problema de salud resulta preocupante en el sentido de que muchas de estas enfermedades no tienen tratamiento ni vacuna, y siete de ellas forman parte del grupo de las 17 que la OMS considera Enfermedades Tropicales Olvidadas. El dengue, transmitido por un mosquito, el Aedes aegypti, ya ha llegado a Europa (aunque todavía no a España) y es la enfermedad más preocupante: además de carecer tratamiento o vacuna, su zona de vigencia incluye al 40% de la población mundial y en los últimos 50 años su incidencia se ha multiplicado por 30.

En España, más de un millón de españoles viajan al trópico y subtrópico y pueden estar expuestos a este tipo de enfermedades. De hecho, más de 100.000 consultas anuales derivan de viajes de este tipo.

Hay que adecuarse a las nuevas necesidades del mundo, que es global. España es el segundo país receptor de turismo del mundo, con más de 60 millones de personas que nos visitan al año. También el que más inmigrantes ha recibido (4,5 millones el año pasado) de toda la Unión Europea. Y, cada año, un millón doscientos mil españoles eligen como destino el trópico y subtrópico. Eso hace que las enfermedades tropicales hayan dejado de ser exóticas.

Vía | Madridmasd

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio