La comida basura puede aumentar el riesgo de conducción peligrosa de los camioneros

La comida basura puede aumentar el riesgo de conducción peligrosa de los camioneros
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Según sugiere una investigación publicada en la revista Occupational & Environmental Medicine, la comida basura no solo sería mala para la salud de un conductor, sino para la salud de todos: su modo de conducir sería más proclive a tener accidentes de tráfico básicamente debido a la fatiga.

Unos 1,35 millones de personas mueren cada año en colisiones de tráfico, y los conductores profesionales corren un mayor riesgo debido al tiempo que pasan al volante.

Factores que aumentan la probabilidad de accidente

Además de todos los factores ya sabidos, ahora hemos de sumar otros, como el estilo de vida, sobre todo porque la conducción de larga distancia a menudo implica privación del sueño, hábitos alimentarios poco saludables y actividad física limitada.

Para probarlo, los investigadores evaluaron si los patrones dietéticos, la fatiga y el comportamiento de conducción podrían estar relacionados en una muestra de 389 conductores varones de camiones de una empresa de transporte en Suzhou, China.

La mayoría de los conductores tenían entre 31 y 60 años, con 6 a 10 años de experiencia a sus espaldas y un recuento anual de entre 50.000 y 100.000 km en la carretera. A cada conductor se le pidió que especificara cuánto y con qué frecuencia comió cualquiera de los 25 alimentos durante los 12 meses anteriores en un Cuestionario de frecuencia alimentaria. También completaron un test que evalúa la fatiga física y mental en una escala de 5 puntos, así como dos cuestionarios validados sobre conductas de conducción y actitudes hacia otros conductores en la carretera.

Los patrones dietéticos se clasificaron como:

  • Ricos en vegetales.
  • Alimentos básicos (alto consumo de carbohidratos, granos sin refinar. productos lácteos y huevos.
  • Proteínas animales (pescado y aves).
  • Bocadillos (alimentos fritos, postres y bebidas azucaradas).

Las dietas de alimentos básicos y ricas en vegetales se asociaron fuertemente con conductas de conducción segura.

La dieta de proteína animal se asoció fuertemente con tasas más altas de errores, fallas de concentración e infracciones menores de tránsito, mientras que la dieta de bocadillos estuvo fuertemente asociada con conductas de conducción inseguras. Esta última pauta dietética se asocia con horarios de comida erráticos y metabolismo alterado, lo que podría afectar muchas tareas que requieren vigilancia, estado de alerta y concentración.

Temas
Inicio