Una buena razón para comer más pescado: menos signos de de enfermedad vascular en el cerebro

Una buena razón para comer más pescado: menos signos de de enfermedad vascular en el cerebro
Sin comentarios

La enfermedad vascular cerebral implica daño a los vasos sanguíneos del cerebro y es un factor de riesgo de demencia vascular y accidente cerebrovascular. Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores franceses y publicado en la revista Neurology, sugiere que hay un vínculo entre comer más pescado y un menor riesgo de enfermedad vascular cerebral.

La asociación entre la ingesta de pescado y la enfermedad de los vasos sanguíneos fue más fuerte en las personas de 65 a 69 años en comparación con las personas mayores en el estudio, y no hubo una relación significativa entre las personas mayores de 75 años.

Análisis de resonancias magnéticas

Los investigadores analizaron resonancias magnéticas de 1.623 personas mayores de 65 años sin antecedentes médicos de accidente cerebrovascular, enfermedad cardiovascular o demencia. Los participantes también completaron un cuestionario sobre sus hábitos alimenticios.

Los participantes se dividieron en cuatro grupos, de acuerdo con la frecuencia con la que comían pescado: menos de una vez a la semana, aproximadamente una vez a la semana, dos o tres veces a la semana o cuatro o más veces a la semana. Los investigadores compararon la cantidad de signos de enfermedad de los vasos sanguíneos entre las personas de cada grupo.

Los participantes que dijeron que comieron más pescado tuvieron menos signos de daño en las resonancias magnéticas de sus cerebros que los que lo comieron con menos frecuencia.

Con todo, hay que ser prudentes con los resultados, pues los estudios observacionales como este no pueden identificar la causa y el efecto. Si bien los investigadores intentaron controlar otros factores que podrían subyacer a las diferencias en los signos de la enfermedad vascular cerebral, es difícil atribuirlos definitivamente a la cantidad de pescado en la dieta de las personas. Como los participantes se sometieron a un solo escáner cerebral e informaron sobre sus hábitos alimenticios en un momento determinado, no está claro qué tan relevantes son los hallazgos para la salud cerebral a largo plazo.

Temas
Inicio