Publicidad

Algunas algas tóxicas pueden enfermar a tu perro si permites que se bañen en un algunos lagos

Algunas algas tóxicas pueden enfermar a tu perro si permites que se bañen en un algunos lagos
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Ya son diversos los casos de perros envenenados por bañarse (ingerir) en aguas de algunos lagos de Estados Unidos. La razón de ello son unas algas tóxicas de color verde azulado (a veces, las algas se ven como granos de arena o espuma verde flotante). Las amenazas a la salud de los animales van desde erupciones cutáneas hasta problemas neurológicos.

Esto ha conducido a la prohibición de nadar desde los lagos en el noroeste del Pacífico hasta toda la costa del Mississippi, hasta el lago Hopatcong, el lago más grande de Nueva Jersey. Las cianobacterias, los principales organismos que producen las toxinas que hacen dañinas las floraciones de agua dulce, pueden causar dolencias en las personas, pero los perros son más susceptibles porque las ingieren.

Altas temperaturas

Las floraciones de algas tienden a prosperar a altas temperaturas y después de fuertes lluvias llevan la escorrentía de fertilizantes y las aguas residuales a las vías fluviales. Por ello, las floraciones pueden liberar toxinas que pueden causar daño hepático, provocar parálisis respiratoria o producir otras afecciones fatales.

Estas algas son particularmente peligrosas para los perros porque, mientras que la vista y el olor de las algas repelen a los humanos, los animales a veces lamen el agua, ingieren trozos flotantes de algas o se lanzan sobre ellas. Las algas tóxicas también pueden secarse en costras sobre la tierra firme, donde los perros pueden mordisquearlas. Algunos de estos perros infectados, de hecho, tienen pronóstico fatal, porque on hay cura para el envenenamiento, y la exposición casi siempre conduce a la muerte.

Las algas verdeazuladas son más comunes en el verano. Las floraciones de algas tóxicas tienen mayor probabilidad de infectar cuerpos de agua dulce cuando el clima es cálido y las aguas están estancadas, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte. Como consejo general, lo mejor para los humanos y las mascotas es evitar las aguas que huelen mal o se ven de color extraño o turbio.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir