Publicidad

Viaje alucinante al interior del cuerpo humano y los confines del universo en un zoom infinito

7 comentarios

Publicidad

En un zoom infinito, como un uróboros visual y conceptual, en el alucinante vídeo que tenéis aquí arriba podéis contemplar cómo entramos en el interior del cuerpo humano, en busca de lo más pequeño, y con ello acabamos en lo más grande y remoto del universo. Una composición visual espectacular que hacen hincapié en lo que dijo Neil deGrasse Tyson: "Así que estamos todos conectados el uno con el otro biológicamente, a la tierra químicamente y al resto del universo atómicamente".

Cuando el zoom entra en nuestro cuerpo también descubrimos que estamos compuestos de átomos, y que los átomos, esencialmente, son espacio vacío. El 99,9999999 % del volumen de un átomo es espacio vacío. Con todo, a pesar de su tamaño, el núcleo del átomo es muy pesado: el 99,9 % de la masa del átomo reside en el interior del núcleo. Los protones son tan minúsculos que cabrían 500.000 millones de ellos en la cabeza de un alfiler. Y si salimos hacia afuera, entonces las cifras también resultan incomprensibles para nuestro cerebro: formamos parte de los 140.000 millones de galaxias que existen posiblemente en el universo visible. Tal y como señala Joel Levy en 100 analogías científicas: "El astrofísico Bruce Gregory ha calculado que si las galaxias fuesen guisantes, habría suficiente como para llenar un gran estadio deportivo. Esto equivale a 140.000 millones."

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir