Compartir
Publicidad

Un puñado de motivos para pasarte a la dieta de los insectos

Un puñado de motivos para pasarte a la dieta de los insectos
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos deberíamos a empezar a incluir los insectos en nuestra dieta. No necesariamente deberíamos coger cucarachas o grillos y comerlos tal cual, tras haberlos pasado un poco por la plancha, al estilo la cena de Indiana Jones y el Templo Maldito.

Por ejemplo, la compañía estadounidense Exo ha lanzado barritas de proteínas de harina de grillo. También hay galletas elaboradas con pasta de insectos. Y esto es solo el principio.

Ventajas de la comida con insectos

  • Tienen muchas proteínas. Si la ternera tiene un 50% de contenido proteico, el grillo alcanza el 65%. Además, contienen muchos otros nutrientes importantes, como aminoácidos, vitaminas, minerales y ácidos grasos no saturados. En otras palabras, cuando compramos un kilo de insectos, compramos mucha más proteína de calidad que en un chuletón. Mientras que 100 gramos de ternera nos aportan seis miligramos de hierro, algunos insectos pueden contener hasta 20 miligramos de hierro por cada cien gramos.
  • Es ligera. Muchas especies de insectos tienen menos de 5 gramos de grasa por ración, idóneo para evitar el sobrepeso.
  • Es ecológica. Criarlos en granjas no genera ni gases ni residuos como ocurre en la ganadería tradicional, aunque también tenga sus costes.
Insectos 644x362
  • Es versátil. Pueden tomarse cocidos, a la plancha, al horno y fritos, o convertirse en harina para hacer pan o galletas. Hay abundancia. Hay muchísimos insectos. Y es posible que pronto el precio de todo tipo de carne animal se dispare y una buena opción podrían ser los insectos.
  • Saben bien. Si nos quitamos el prejuicio de que estamos comiendo un insecto, es una delicatessen como una gamba o un langostino. Otros insectos saben a pollo (claro) o a frutos secos.
  • Solo es un prejuicio europeo. Prácticamente el único continente del planeta donde no se consumen insectos es el europeo. Con todo, en Holanda y Bélgica el consumo de insectos está normalizado y algunos supermercados tienen su propia gama de productos elaborados a base de estos animales. En diciembre de 2015 el Parlamento Europeo ya aprobó una propuesta de legalización del consumo de insectos en el entorno UE.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio