Compartir
Publicidad

Revolución en otra vida virtual

Revolución en otra vida virtual
1 Comentarios
Publicidad

Cada vez vivimos una vida virtual más rica y llena de matices, hasta el punto de que las fronteras entre lo real y lo virtual se están difuminando. Así, por ejemplo, hay personas que, como Forrest Gump, recorren mundos virtuales durante años, se cultiva oro de mentira y otras acciones que hace una década nos hubieran parecido disparatadas. Incluso se inician revoluciones, como sucedió en Second Life.

Second Life es un entorno virtual que sacó a la luz en 2003 una compañía llamada Linden Lab. Al poco de nacer, Second Life era un mundo prácticamente desprovisto de contenido, pero en unos meses ya contaba con miles de suscriptores que habitaban este universo, creando así miles de objetos y múltiples zonas y pueblos. El 99% de los objetos del entorno fueron creados por los mismos usuarios. También fundaron una universidad donde se impartían trucos del juego o clases de programación.

Second Life, incluso, fue víctima de un movimiento revolucionario que bien podría haber sido liderado por un Pablo Iglesias con coleta, tal y como explica Yochai Benkler en su libro La riqueza de las redes:

En un momento dado, para intentar (con éxito) impedir que la compañía alterara su política de precios, los usuarios escenificaron una manifestación construyendo signos y organizando piquetes a la entrada del juego; del mismo modo, e inspirándose en el Motín del Té de 1773, montaron una “revuelta fiscal” colocando numerosas “cajas de té” alrededor de una réplica en línea del Monu-mento a Washington.

Imagen | John

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio