Compartir
Publicidad

Ocho corazones para bombear sangre

Ocho corazones para bombear sangre
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

La pregunta que inquietaba a los paleontólogos era, ¿cómo a criaturas que pesaban 30 toneladas y podían llegar a medir hasta 43 metros, les llegaba la sangre al cerebro?. Las primeras averiguaciones indicaban que deberían poseer un corazón que como mínimo trabajara a una presión mínima siete veces superior a la nuestra. Un desafío sin igual para la física.

Una teoría sugiere que, igual que algunos peces actuales, estos majestuosos ejemplares poseían múltiples corazones repartidos por su sistema circulatorio, para ser más exactos, ocho corazones serían necesarios para poder bombear su sangre. El Barosaurus y el Diplodocus entrarían dentro de esta teoría. También hay que tener en cuenta que el cuello medía 11 metros y según los investigadores David Gillette y Daniel Choy, gracias a estos ocho corazones la sangre podía ascender por su cuello y así poder irrigar el cerebro.

Más información | Duiops

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio