Publicidad

La hora perdida en España debido a un capricho del dictador Francisco Franco

La hora perdida en España debido a un capricho del dictador Francisco Franco
23 comentarios

Publicidad

Publicidad

A estas alturas de la película, aún estamos a vueltas con los cambios horarios de verano e invierno y su verdadera eficacia a la hora de aprovechar mejor las horas de luz. Ni siquiera los expertos se ponen de acuerdo, y parece que hay pros y contras para considerarlo. Por suparte, la Unión Europea ha dado un paso más para decir adiós a esta medida en 2021.

En España, además, se da otra anomalía producto de una iniciativa llevada a cabo por el dictador Francisco Franco: su anhelo era que España tuviera una hora diferente a la de Portugal. Y, de por medio, estaban los nazis.

Hitler

A pesar de que más de uno invocará ahora la ley de Godwin, hay que advertir que en esta historia va a acabar mencionándose a Adolf Hitler y los nazis. Y es que, durante el primer año de la dictadura franquista, en la península ibérica empezó a haber dos husos horarios diferentes: el español y el portugués.

El sábado 16 de marzo de 1940, a las 23:00, los relojes de España tuvieron que adelantarse una hora que nunca se ha vuelto a recuperar. La razón de esta iniciativa hay que buscarla en la admiración de Franco por la Alemania nazi de Adolf Hitler y la Italia fascista de Benito Mussolini: sencillamente quería que compartiéramos huso horario con ellos.

Tal y como abunda en ello Alfred López en su libro Eso no estaba en mi libro de historia de la política:

La orden ministerial para llevar a cabo ese cambio se publicó en el Boletín Oficial del Estado del 7 de marzo de 1940 y nueve días después se hizo efectivo. Lo curioso del asunto es que, una vez fallecido Franco y terminado su régimen político, ningún gobierno de la democracia se ha planteado volver a recuperar el antiguo horario que nos volvería a igualar con nuestros vecinos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir