Publicidad

En este vídeo se desvela el secreto de cómo los gatos caen de pie

2 comentarios

Publicidad

La habilidad para caer de pie se denomina “reflejo de giro de gato” y podéis verlo en acción en el vídeo que encabeza esta entrada, producido por la BBC: en él contemplaremos cómo un caracal (un pequeño felino africano) rota en un sentido mientras que sus cuartos traseros rotan en sentido contrario.

a Academia de las Ciencias de París convocó un concurso público en 1984 para encontrar la explicación física de cómo lo hacían los gatos para caer a cuatro patas. Según explica Daniel Closa i Autet en su libro 100 mitos de la ciencia:

Lo primero que hace un gato al caer es estirar las patas de atrás de manera perpendicular al cuerpo. Al mismo tiempo, encoge las patas delanteras. Esto tiene un efecto importante a la hora de controlar el movimiento angular, ya que la manera como responderá será diferente para la parte de delante y para la parte de atrás. ¿Habéis visto alguna vez cómo giran los patinadores?

(...)

Pues el gato hace lo mismo, pero por partes. Al tener unas patas estiradas y las otras encogidas, puede girar la parte de delante del cuerpo hasta ponerse de cara al suelo. Eso implica que la parte de atrás también gire en sentido contrario, pero, como las patas está estiradas, el giro será menor. Segudamente el gato cambia la disposición de las patas. Encoge las de atrás y estira las de adelante. Así puede girar la parte posterior del cuerpo con poco efecto sobre el anterior. Al final acaba encarado al suelo y con las patas a punto para absorber el impacto de la caída.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir