Publicidad

El ingeniero que vió arte en los Cheetos

El ingeniero que vió arte en los Cheetos
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Andy Huot es un ingeniero mecánico que ha empezado a crear obras de arte con los Cheetos, esos adictivos snacks de harina de maíz con sabor a queso.

Durante el año pasado, este hombre de Louisville, Kentucky, ha pasado horas y horas con las manos sumergidas en estas bolsas de Cheetos, probablemente dejándose las yemas de los dedos de color naranja. Gracias a su pericia ha creado verdaderas obras de arte que publica regularmente en su Instagram. Hoy en día, tiene más de 40.000 seguidores de todo el mundo.

Momento Instagram

Screenshot2014 11 10at10 14 21am
Lo de "crear" hay que escribirlo entre comillas porque, en realidad, lo que hace Hout es rebuscar en bolsas y más bolsas en busca de Cheetos que ya tengan una forma interpretable. Es decir, algo así como lo que sucede con las nubes en el cielo, en las que vemos, con un poco de imaginación, un conejo o una casa. Este tipo de pareidolias tienen lugar en cualquier objeto o mancha porque nuestro cerebro tiende a buscar patrones.

Screenshot2014 11 10at1 55 27pm
La evolución del hombre

Al principio, fue fácil encontrar Cheetos que semejasen personas o tiburones, por ejemplo, pero Hout fue incrementando el nivel de complejidad, tanto del Cheeto hallado como de la interpretación subyacente. Cuando Huot comenzó, todos sus Cheetos eran de la variedad jalapeño-cheddar.

Pero después de comer una bolsa a la semana durante unos meses se cansó del sabor y tuvo que cambiar a los “flaming hot.” Al parecer, este tipo de sabor se debe cocinar de forma diferente, y Hout halló muchas más formas diferentes en ellos. En las profundidades de una de estas bolsas, por ejemplo, "descubrió" el busto de Mark Twain:

Screenshot2014 11 10at11 37 10am

Independientemente de la marca o sabor que utilice, Huot dice que encuentra "al menos una forma en cada bolsa", a veces, hasta cuatro o cinco. Después de tirarles la fotografía, los almacena. Hout asegura que no parecen degradarse con el tiempo: algunas de sus obras tienen ocho o nueve meses, y hasta parecen lucir mejor que al principio porque se vuelven rancio y, por tanto, más duros.

La técnica de fotografía de Hout, además, ha ido mejorando con el tiempo, hasta alcanzar niveles delirantes. Ahora usa la máquina que tenéis aquí abajo, lo que le permite fotografiar los Cheetos sin tener que sujetarlos con los dedos o unas pinzas.

Screenshot2014 11 04at8 46 36pm

Momento Etsy

El éxito de los hallazgos de Hout ha sido tan considerable que ahora ha abierto una cuenta en la tienda Etsy, un lugar que compra y vende artículos hechos a mano. Allí vende sus mejores creaciones por precios que oscilan entre los 20 y los 25 dólares la unidad.

Screenshot2014 11 10at12 03 31pm

Sin duda, arte para freaks nivel premium. En realidad vende las fotografías de sus Cheetos, pero estaría dispuesto a vender los originales. De momento dice que no ha vendido ninguno, pero tiempo al tiempo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir