Publicidad

El caso de la chica 'geek' que aparecía en un millón de sitios

El caso de la chica 'geek' que aparecía en un millón de sitios
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hay una chica con aspecto geek, guapa sin ser espectacular, pero sí lo suficientemente llamativa a nivel físico como para atraer la atención de chicos geeks, que ha aparecido en millones de sitios, desde artículos hasta materiales promocionales de Microsoft.

¿Por qué está en tantos sitios? La razón es que esta chica, llamada Marla, de la Universidad de Calgary, además de estudiar había trabajado para un banco de imágenes fotográficas de stock en Calgary. Más tarde Getty Images compró esta empresa y continuó comercializando su foto.

Marla, la ubicua

Poco a poco, diversas empresas de tecnología empezaron a usar su imagen, a menudo usando la opción “libre de royalties”, lo que significaba que otras empresas podían usarla también.

En el libro Tecnosiniestro, de Thomas P. Keenan, entrevistan a la ubicua Marla, que reconoce también su sorpresa frente al éxito de su foto:

Rememorar la historia de Marla un decenio después sirve para poner de manifiesto la inquietante manera que tienen las fotos de persistir. Las páginas de la Expo 2003 de LinuxWorld y el folleto de Microsoft de esa misma época hace tiempo que desaparecieron. Pero Getty Images todavía vende la imagen de Marla, y ¿por qué no ibas hacerlo? Fue un éxito de ventas, aunque según me dijo nunca recibió regalías por sus fotos.

Smartphone 407108 960 720

Previo pago de unos dólares por la licencia, cualquiera puede descargar la foto “libre de royalties”, y usarla para sus publicaciones. Podéis ver a esta modelo tecnonofriqui aquí (no puedo colgar la fotografía aquí porque no he adquirido la licencia).

Antaño nuestras fotos eran de dominio privado. Las teníamos en una cámara en un laboratorio de revelado de nuestra confianza, en un álbum o en un cajón. Pero incluso si tenemos la prevención de no colgar nada en la red, los hackers e incluso ciertas tecnologías automatizadas pueden difundirlas por doquier. Por ejemplo, un troyano llamado PixSteal puede colarse en tu ordenador y enviar todas las fotos que encuentre a un servidor FTP que espera pacientemente en algún rincón del mundo.

Marla solo es la quintaesencia de lo que poco a poco puede ir pasando con las imágenes. Y, llegados a cierto punto, nos preguntaremos qué aliciente habrá por pagar la descarga de fotos en stocks profesionales, habida cuenta de que, cada vez más, habrá más fotos de todo, y todo será de todos en un ambiente propio de abundancia como son los bits.

Imágenes | Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir