Compartir
Publicidad

Cuando el asistente virtual de Coca-Cola decía que le gustaba esnifar coca

Cuando el asistente virtual de Coca-Cola decía que le gustaba esnifar coca
0 Comentarios
Publicidad

La idea de crear programas que puedan imitar una conversación humana ha engendrado algunos bots de chat en las más importantes empresas. Algunos, incluso, casi parecen humanos, aunque a poco que interatuemos con ellos advertimos que son bastante torpes.

Una gran anécdota al respecto sucedio cuando, en 2006, la planta embotelladora de Coca-Cola en Atlanta (Georgia), “contrató” a un representante virtual llamado Hank. Entre otras cosas, Hank tenía encomendada la tarea de ahorrarle a la centralita principal de la empresa las llamadas telefónicas de estudiantes que hacían trabajos sobre la historia de Coca-Cola.

Sin embargo, en ocasiones se liaba y era capaz de decir cosas muy poco apropiadas. Estos son algunos ejemplos de conversación Humano y Máquina:

H - ¿Te gusa esnifar coca? M - ¡Claro que sí! Me gustan todos los productos de la Coca-Cola Company.


H - ¿Eres mormón? M -No estoy en disposición de comentar la estructura accionaria de la empresa. Las participaciones de nuestros accionistas son confidenciales. Sin embargo, y de conformidad con las normativas gubernamentales en vigor, incluimos en nuestro informe previo a las juntas anuales el listado de accionistas que son propietarios de un cinco por ciento o más del accionariado, y la iglesia mormona no se cuenta entre ellos.

Tal y como explica Thomas P. Keenan en su libro Tecnosiniestro:

No existe constancia histórica del momento en que Hank perdió su posición como representante virtual con todas las de la ley y tuvo que conformarse con ocupar una página subalterna de “preguntas más frecuentes”. Es todo lo que parece quedar de él hoy día, aunque sigue llevando en la cabeza sus inconfundibles auriculares con micrófono de teleoperador.

Imagen | zone41

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio