Publicidad

Cuatro inventos que nacieron de motivos aparentemente triviales

Cuatro inventos que nacieron de motivos aparentemente triviales
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

La serendipia es una fuerza que interviene en prácticamente todos los inventos y hallazgos, en mayor o menor medida. Si bien es cierto que la serendipia es más eficaz si te pilla trabajando, a veces aflora mientras hacemos, pensamos o nos movemos por los motivos más insignificantes.

A continuación, cuatro ejemplos de inventos que nacieron de esta clase de serendipia, la que nos pilla haciendo algo tonto o aburrido, o buscando una solución totalmente cotidiana, alejada de los galardones y el éxito económico aparejados a la investigación científica.

El imperdible

El norteamericano Walter Hunt, en 1840, pasó una tarde de aburrimiento mientras le daba diversas formas a un alambre. Nunca pensó que simplemente manoseando el alfiler hiciera el negocio de su vida: inventar el imperdible.

Es cierto que los antiguos griegos ya empleaban un alfiler doblado para mantener juntas sus túnicas, pero Hunt fue quien desarrolló este concepto tal y como lo conocemos ahora: con el resorte en espiral y la protección en la punta.

El bolígrafo

800px-ballpen_head_macro.jpg
La motivación principal de los hermanos Ladislao y George Biró para inventar el bolígrafo en 1938 no fue revolucionar la forma de escribir de toda la humanidad, sino evitar practicaran acoso escolar con la hija de Ladislao.

Al parecer, la hija de Ladislao llegaba a casa llorando porque sus compañeros de clase le ensuciaban las trenzas con el contenido de los tinteros. El bolígrafo, por el contrario, era la forma de sustituir los tinteros, y aplicar la tinta de tal modo que se secara al instante. La hija de Ladislao dejó de llorar.

El vídeo

El primer vídeo no nació con el ánimo de contar una historia arrebatadora, o como forma de denunciar algún hecho, ni siquiera como forma de levantar una de las industrias más lucrativas de la historia.

El vídeo nació de un concurso para saciar una curiosidad muy básica: cómo los caballos pueden llegar a tener cuatro patas en el aire mientras galopaban (hecho que se había consignado mediante la cámara fotográfica, inventada hacía poco). El ganador del concurso se limitó a situar varias cámaras alrededor del hipódromo para que tomaran una foto cada vez que pasaba el caballo, creándose así el primer “vídeo”.

La vasectomía

Esta técnica se empezó a usar, y con ello se empezó también a mejorar y popularizar, por una razón que poco tenía que ver con el control de natalidad, tan importante en la actualidad habida cuenta de los problemas de superpoblación. La razón fue evitar que los presos se masturbaran, tal y como explica el médico Javier Martín Serrano en su libro 365 curiosidades asombrosas de la ciencia, la historia y las religiones:

se empezó a usar en 1889 con fines penales, para reducir la excesiva frecuencia del exhibicionismo masturbatorio de un recluso en el penal de Jeferson, en Indiana (EEUU); y después para castigar a los violadores de Texas cuando se creía que el deseo sexual masculino dependía de la necesidad de expulsar espermatozoides.

Foto | Haragayato

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir