Compartir
Publicidad
Publicidad

Cebollas, gotas de agua, megapíxeles del ojo y moscas pesadas

Cebollas, gotas de agua, megapíxeles del ojo y moscas pesadas
Guardar
19 Comentarios
Publicidad

¿Por qué lloras al cortar la cebolla? Porque las moléculas de capsaicina presentes en el bulbo, liberadas y transformadas en gas, reaccionan con el agua del globo ocular y, convertidas en ácido, sobre todo sulfúrico y sulfuroso, irritan los ojos.

Como son corrosivos, el ojo trata de librarse de ellos activando las glándulas lacrimales. Así pues, lo mejor para evitarlo es cortar la cebolla bajo el agua.

La capsaicina es la misma molécula que hace picante a la guindilla, y se encuentra también en la nuez moscada y en los gases lacrimógenos.

¿A qué velocidad cae la lluvia? Pues todo depende del diámetro y del peso de la gota de agua. Todo y así, se estima que la velocidad oscila entre los 8 y los 32 kilómetros por hora. Una gota puede tener un diámetro de 0,5 milímetros (como un grano de sal) hasta un máximo de 6,35 milímetros.

En 1904, un túnel de viento vertical fue construido por el físico Phillipp Lenard para calcular la velocidad de las gotas. Descubrió que el tamaño de la gota influía en su velocidad, pero sólo hasta el tamaño de 4,5 milímetros: si es mayor, la gota se deforma y crece la resistencia al viento, frenando su caída.

Cada vez nos sentimos más atraídos por el número de megapíxeles de las nuevas cámaras de foto. Las más corrientes ya andan por los 10 megapíxeles. Así pues, dado que el ojo tiene una resolución tan sorprendente, ¿cuántos megapíxeles tendría?

Nuestro órgano de la visión es más complejo que cualquier cámara, pero saltándonos algunos detalles, puede estimarse que la resolución máxima alcanzada por nuestros ojos es de 250 megapíxeles. ¿Para cuándo una cámara con semejante resolución?

Las mocas se vuelven más pesadas ante la inminencia de lluvia porque en estos momentos previos el aire presenta baja presión (y por tanto baja densidad) y los insectos desplazan menor cantidad de aire en cada aleteo. Ello provoca que tengan un menor control de sus movimientos aéreos. A esto se le suma la humedad acumulada en el cuerpo de la mosca, que lo vuelve más pesado.

Vía | Muy Interesante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio