Compartir
Publicidad
Publicidad

Robots móviles (y VII)

Robots móviles (y VII)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras ver un poco de la exploración lunar utilizando robots móviles, hoy nos centraremos en el planeta rojo. Antes de eso os quería comentar, porque se me olvidó incluirlo en la entrada anterior, una iniciativa que se creó en la Universidad de Carnegie Mellon y en la que colaboraron la NASA y la empresa LunaCorp, y que permitía que los usuarios pudiéramos "conducir" un robot móvil sobre la superficie de la Luna.

La idea consistía en enviar un robot móvil a la Luna (Lunar Rover) que proporcionase imágenes en tiempo real, de esta forma a partir de una plataforma de realidad virtual y otra de control (plataforma Stewart), los usuarios serían capaces surcar la superficie de nuestro satélite. Se pretendía utilizar esta tecnología en diferentes ferias y eventos, donde se instalarían grandes pantallas mostrando las imágenes enviadas por el Luna Rover. Desafortunadamente, los grandes planes de LunaCorp se fueron al garete por razones todavía oscuras.

Pathfinder

Centrándonos en los robots de exploración de Marte nos encontramos con el Pathfinder Rover - Sojourner, el primer robot móvil que atravesó la superficie de Marte en 1997. Consistió en una misión de demostración de bajo coste y estaba formado por dos partes. Pathfinder estaba formado por una base (lander) y un pequeño rover de 6 ruedas de aproximádamente 10 Kg, llamado Sojourner. El rover envió unas 500 imágenes mientras que la base envió más de 16.000. Este robot estuvo operativo durante 83 días, hasta que se cortó la comunicación por razones desconocidas.

Spirit

Por otro lado, los rovers Spirit y Opportunity se enviaron en 2003 y son robots de un tamaño muy superior al anterior (unos 185 Kg de masa y el tamaño de un coche de golf). Son capaces de recorrer hasta 150 metros al día con una velocidad de 5 cm/s, aunque normalmente van mucho más despacio para evitar colisiones con el entorno.

Spirit2

Spirit aterrizó en Marte en enero de 2004 y su misión estaba planificada para una duración de tres meses. No obstante, tras más de 5 años trabajando en misiones de larga duración, el Spirit se atascó en suelo blando y desde entonces la NASA está haciendo verdaderos esfuerzos por recuperarlo. Al estar atrapado, el robot ha entrado en modo de hibernación para poder ahorrar energía y no se ha recibido comunicación desde el año pasado

Vía | Robots y Sistemas Autónomos. Anibal Ollero y Guillermo Heredia. Universidad de Sevilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio