Compartir
Publicidad

Mi robot va a clase por mí

Mi robot va a clase por mí
0 Comentarios
Publicidad

Como contraste con el agresivo robot anterior, traemos otro que muestra una aplicación muy diferente. Sustituirnos cuando una enfermedad nos impide acudir a clase y relacionarnos con nuestros amigos. Es la telepresencia adaptada a los niños y al entorno escolar.

Pebbles es el nombre del proyecto, y utiliza robots como el de la imagen. No tiene forma humana pero esta muy bien adaptado a su tarea. Una pareja de robots ligeramente diferentes y un buen sistema de comunicaciones es lo único que se necesita para permitir que un alumno pueda, desde el hospital, acudir y participar en clase con sus compañeros. La pantalla transmite la imagen de la clase al hospital y una cámara giratoria recoge la imagen frente a la misma. De esta forma el niño puede observar la clase como si estuviese presente mirando a sus compañeros o a la pizarra. Del mismo modo, el profesor puede observar a su alumno, representado por el robot, ver si esta atento o mira por la ventana y comunicarse mediante micrófonos y altavoces.

Cuando el alumno desea participar puede elevar una “mano” para llamar la atención del profesor. Completan el conjunto un escáner y una impresora para permitir el envío de ejercicios. Estos robots se han probado, con éxito, con unos cuarenta niños repartidos en siete hospitales de los Estados Unidos. Para ellos era igual que usar un videojuego, ¿hay alguna forma mejor de aprender a distancia?

Vía | Wired En Genciencia | Tecnología para controlar un robot con la mente Más información | Telbotics , Universidad de California, San Francisco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio