Compartir
Publicidad

¿Qué os parece la película 'Interstellar'? La pregunta de la semana

¿Qué os parece la película 'Interstellar'? La pregunta de la semana
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días se estrenó la épica, casi kubrickiana, Interstellar, de Christopher Nolan. Lejos de los agujeros en el guión, la cháchara demasiado grandiculocuente y un final un poco decepcionante, Interestellar es probablemente la primera película que aborda temas cosmológicos que solo habíamos visto reflejados en novelas de ciencia ficción.

Por ejemplo, las consecuencias de desarrollar velocidades relativistas o cómo la gravedad influye en el transcurso de nuestro tiempo subjetivo. Sin desvelar demasiado (y si lo hacemos, avisemos con la etiqueta "spoiler"), podríamos analizar un poco mejor éstas y otras propuestas de la película. No en vano, todas ellas han sido asesoradas por Kip Thorne, uno de los mayores expertos mundiales en las aplicaciones a la astrofísica de la Teoría de la Relatividad General de Einstein. En definitiva:

¿Qué os parece la película 'Interstellar'?

Recordad que debéis responder a la pregunta en la sección de preguntas y respuestas de Xataka Ciencia.

La pregunta de la semana pasada

La semana pasada os preguntábamos ¿La tecnología aumenta la oferta laboral o la hace disminuir?, y éstas fueron las respuestas más destacadas:

virusaco: La respuesta es sí y no, dependiendo de qué tecnología hablamos. No podemos englobar la tecnología como un todo que causa un efecto negativo o positivo.

Existe tecnologías que realmente quitan miles de puestos de trabajo, y los nuevos puestos que da son en número menores que los que se pierden. Podemos poner de ejemplo las maquinarias en las industrias. Hacen falta menos ingenieros que diseñen y mantengan las máquinas que los puestos que quita.

Sin embargo, hay otras tecnologías que abren nuevos frentes antes impensables. Estas tecnologías sí que dan mucho más trabajo donde antes no existía. Podemos poner, de ejemplo, los informáticos, antes impensables en un mundo donde no existían ni eran necesarios los ordenadores.

Pero lo realmente importante, son los cambios que produce en la oferta laboral. El cambio de algo que típicamente han realizado las personas y que sean sustituidos por máquinas o programas que resuelven mucho mejor esos trabajos da inseguridad a la gente. Esta gente no piensa que el día de mañana existirán trabajos que hoy no podríamos ni imaginar.

Jamás pudiéramos haber imaginado los grandes almacenes, o la fabricación industrial de muebles como Ikea. La fabricación automática de miles de herramientas han hecho desaparecer trabajos clásicos, pero han nacido otros nuevos. Nuevas labores para el hombre de hoy. Nuevos trabajos que antes estaban limitados a muy pocas personas o eran imposibles.

El abaratamiento por la producción industrial hace que se crean nuevos trabajos que usen esos componentes antes prohibitivos. Son trabajos no necesariamente más complejos que antes, pero sí que usa de materia prima componentes que antes eran muy caros y lentos de producir. Existen hoy más astrónomos y astrofísicos, por ejemplo, que antes, gracias a los telescopios caseros, que se fabrican de forma industrial y ofrecen una calidad para el estudio mucho mayor que los de la época de Galileo.

Se pueden poner muchos ejemplos en todas las áreas, pero en conclusión podríamos decir que la tecnología nos ofrece constantemente un equilibrio entre quitar puestos de trabajo y ofrecer nuevas oportunidades y labores. Algunas no necesariamente darán nuevas oportunidades, y otras no necesariamente quitarán. El hombre siempre sabrá buscar nuevas preocupaciones, y siempre encontrará nuevos trabajos.

frg92552: Creo que el momento malo es el de transición. Aparece una nueva tecnología que deja obsoletos determinados perfiles de trabajo y provoca que mucha gente vaya al paro. Sin embargo esa nueva tecnología genera una nueva industria o negocio que, según va creciendo, va generando muchos puestos de trabajo directos o indirectos. El problema es esa gente cuyo trabajo se queda obsoleto que... o se reciclan o se quedan sin trabajo. Hay gente que no se recicla por la edad o simplemente porque hay determinadas personas que se resisten a la corriente de forma sistemática.

En general yo no creo que disminuya la oferta laboral. Lo que ocurre es que los puestos de baja cualificación van desapareciendo en favor de puestos de cualificación mas alta. Esto lleva ocurriendo de toda la vida y, sobre todo, desde la revolución industrial. Cuando los coches con motor de combustión interna empezaron a desplazar a los coches de caballos hubo miles de personas que se quedaron en la calle ¿cuanta gente vive ahora de forma directa o indirecta de la industria del automóvil? Hace no tanto tiempo (50-60 años) los movimientos de tierra de las obras de construcción se realizaban a base de peones con picos, palas y carretillas. La maquinaria de obras públicas acabó con todo eso ¿cuanta gente vive ahora de todo lo relacionado con esa maquinaria?

En Xataka Ciencia | La pregunta de la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio