Compartir
Publicidad
Publicidad

Ray Tomlinson: el inventor del e-mail

Ray Tomlinson: el inventor del e-mail
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con diferencia, es la herramienta que más se usa a diario. Casi todos hemos dejado atrás el romanticismo de la carta manuscrita y el sello con sabor a cola, sustituyéndolo por el e-correo, el correo electrónico, el e-mail.

Pero ¿quién inventó tamaño prodigio? ¿Gracias a quién se ha catapultado la velocidad de la comunicación entre personas? ¿A quién le debemos que nuestra bandeja de correo se llene a menudo de spam?

La respuesta es Ray Tomlinson.

En 1971 envió el primer correo electrónico, utilizando el signo @. Ahora tiene 68 años y es premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009. Pero ¿cómo surgió en Tomlinson la necesidad de enviar ese correo electrónico?

En 1967 entré en BBN (una empresa clave en el desarrollo de Arpanet, red que unía diferentes organismos de EE.UU., y de su heredera, Internet). Arpanet estaba creciendo, cada vez tenía más usuarios. Pensé que les gustaría disponer de una forma de comunicarse entre sí. Yo trabajaba en un cuarto con dos ordenadores conectados a la red, uno junto al otro. Enviaba un correo desde uno, giraba la silla y veía si llegaba al otro. Tras unos cuantos fallos, uno de los mensajes alcanzó su destino. No recuerdo qué ponía, una serie de signos escritos aleatoriamente con el teclado. Tan pronto me cercioré de que funcionaba, mi siguiente mensaje se lo dirigí a mis colegas, describiendo cómo enviar mensajes a los demás insertando el signo @ entre el nombre clave del usuario y el identificador de su ordenador.

La razón por la que Tomlinson escogió el signo de la arroba y no otro fue, en cierto modo, lógico. No podía elegirse una coma, un guión, un paréntesis y demás signos ortográficos porque lo que perseguía Tomlinson era un carácter que no apareciera en el lenguaje de las computadoras. Finalmente, optó por @, que en inglés en el símbolo de la palabra “at”, que indica posición.

El día el que se envió el primer correo electrónico, sin embargo, los demás no parecían tener mucha fe en el invento, como explica el propio Tomlinson rememorando el día exacto del primer envío:

El momento exacto aparece nublado por el paso del tiempo, aunque mi mejor reconstrucción de los hechos lo sitúa a finales de 1971, creo que noviembre. El programa se llamaba SNDMSG, que era el nombre del software con el que empecé. La nueva versión conservó el nombre, aunque se diferenciara del otro en que podía enviar mensajes a través de la red y no sólo a los usuarios de un mismo servidor. Uno de mis colegas me dijo que le parecía una idea estupenda y bromeó diciendo que no debería perder mucho tiempo con aquello.

Por esa razón, Tomlinson ni siquiera registró la patente de su invento, pues no podía esperarse que su idea llegara tan lejos. Hasta que, a partir de 1993, el e-mail comenzó a universalizarse.

Por cierto, Tomlinson afirma que actualmente usa a diario el correo electrónico, enviando entre 10 y 20 al día. Y que el programa que usa para ello es el Thunderbird.

Vía | XLSemanal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos