Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Los científicos son fríos, calculadores y carecen de sensibilidad artística? (II)

¿Los científicos son fríos, calculadores y carecen de sensibilidad artística? (II)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

LA MÚSICA.

Hay muchos más ejemplos de científicos literatos. Y también ocurre en lo mismo en el campo de la música: el compositor más innovador desde un punto de vista técnico de la segunda mitad del siglo XIX, Alexander Borodin, era también el director del Departamento de Química de la Academia de Medicina de San Petersburgo; además fue el primero en introducir los cursos de medicina para mujeres, en el año 1872.

También realizó contribuciones a la ciencia, como el descubrimiento de la reacción de condensación del aldol (los aldoles son polímeros derivados del alcohol), e ideó una prueba analítica para la urea, que fue usada hasta bien entrado el siglo XX.

En la lista de científicos que fueron músicos debemos incluir al ingeniero militar ruso del siglo XIX César Cui (compositor del muchas canciones, piezas orquestales y óperas) y al moderno compositor minimalista estoniano Arvo Pärt, cuya profesión es ingeniero de telecomunicaciones.

Ludwig Ritter von Köchel es todo un icono de la música clásica, pero este alemán nacido en 1800 fue también una autoridad mundial en botánica y geología europeas, realizó una colección geológica considerable durante sus viajes y dejó distintas plantas con su nombre.

Es el mismo Köchel que nos proporcionó el primer catálogo oficial con los trabajos de Mozart, una tarea que tardó casi una década en completar y que, casi con certeza, habría sido imposible sin su experiencia anterior catalogando plantas y minerales.

El mundo de la pintura os lo explicaré en la próxima entrega de este artículo.

Vía | El miedo a la ciencia de Robin Dunbar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio