Compartir
Publicidad

En tu mente puede haber un efecto poderoso y duradero si creces rodeado de libros

En tu mente puede haber un efecto poderoso y duradero si creces rodeado de libros
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un equipo dirigido por Joanna Sikora, de la Universidad Nacional de Australia, está investigando los beneficios de crecer en un entorno lleno de libros.

En el nuevo estudio, publicado recientemente en Social Science Research, se sugiere que los hogares con amplias bibliotecas pueden dotar a los niños de habilidades que persisten hasta la edad adulta.

Lectura

El estudio evaluó datos de 160.000 adultos de 31 países, incluidos los Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Turquía, Japón y Chile. Los participantes completaron encuestas con el Programa para la Evaluación Internacional de Competencias, que mide la competencia en tres categorías: alfabetización, cálculo numérico (utilizando conceptos matemáticos en la vida cotidiana) y tecnología de comunicación de información (utilizando tecnología digital para comunicarse con otras personas y para reunirse).

A los encuestados, que tenían entre 25 y 65 años, se les pidió que estimaran cuántos libros había en su casa cuando tenían 16 años. El equipo de investigación se interesó por esta pregunta porque el tamaño de la biblioteca en el hogar puede ser un buen indicador de lo que los autores del estudio denominan "socialización orientada a los libros". Los participantes pudieron seleccionar de una gama determinada de libros que incluían desde "10 o menos" a “más de 500”.

Books 2596809 960 720

Las encuestas, que se realizaron entre 2011 y 2015, mostraron que el número promedio de libros en los hogares infantiles de los participantes era de 115, pero esa cantidad variaba ampliamente de un país a otro. El tamaño promedio de una biblioteca en Noruega era de 212 libros, por ejemplo; en Turquía, era de 27. En todos los ámbitos, sin embargo, parecía que más libros en el hogar estaban relacionados con una mayor competencia en las áreas examinadas por la encuesta.

Se necesita más investigación para determinar con precisión por qué la exposición a libros en la infancia fomenta habilidades valiosas más adelante en la vida, pero el estudio ofrece evidencia adicional que sugiere que la lectura tiene un efecto poderoso en la mente. Y así, el tamaño de la biblioteca doméstica podría ser importante porque, como señalan los investigadores, "los niños emulan a los padres que leen".

Con todo, como una vez ya explicamos por aquí, las correlaciones no son conclusiones, porque pueden existir variables que no se han tenido en cuenta. Tal vez los niños no solo imiten a los padres, sino que existe algún tipo de herencia genética que te predispone a la lectura (es decir, que no bastaría con poner libros en casa, sino que los padres, realmente, disfrutaran de la lectura):

La mayoría de padres que poseen muchos libros en casa y que se preocupan de que sus hijos se aficionen a la lectura tienden a ser individuos inteligentes, inquietos y aficionados a la lectura. Esos rasgos son en cierta medida hereditarios. De modo que sus hijos nacerán predispuestos para ello y el que los padres hagan el esfuerzo extra de inculcar lo que ya potencialmente está inculcado en ellos no será más que reiterativo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio