Una sola estrategia no es suficiente para navegar por las complejas interacciones sociales de la vida cotidiana

Una sola estrategia no es suficiente para navegar por las complejas interacciones sociales de la vida cotidiana
Sin comentarios

Para cooperar o competir con éxito con otras personas en la vida cotidiana, es importante saber lo que la otra persona piensa, siente o quiere.

Durante mucho tiempo, se asumió que las personas dependían exclusivamente de una única estrategia: la lectura de la mente. Esto significa que las personas deducen los estados mentales de los demás únicamente en función de su comportamiento. Recientemente, sin embargo, esta capacidad se ha relegado a un segundo plano.

Estrategias para comprender a los demás

Hoy en día, los investigadores asumen que las personas combinan varias estrategias para comprender a los demás. Pueden percibir directamente que una persona está estresada en función de las características físicas y otras señales contextuales, pero también pueden predecir qué hará una persona a continuación basándose en las reglas de comportamiento aprendidas, sin tener que inferir y atribuir un estado mental, tal y como sugiere un nuevo estudio.

"Argumentamos que la lectura de la mente es más que una estrategia de respaldo poco confiable y rara vez utilizada en este contexto: juega un papel importante en la cognición social", resume Albert Newen, investigador principal de este nuevo estudio.

Los autores identifican tres criterios que podrían usarse para probar la importancia de la lectura de la mente: con qué frecuencia se usa, qué tan central es y qué tan confiable es.

Temas
Inicio