Quienes creen en una masculinidad culturalmente idealizada suelen apoyar a Donald Trump

Quienes creen en una masculinidad culturalmente idealizada suelen apoyar a Donald Trump
3 comentarios

Los hombres y las mujeres que tienden a respaldar la “masculinidad hegemónica” (una forma de masculinidad culturalmente idealizada que señala que los hombres deben ser fuertes, duros y dominantes) es más probable que voten por Donald Trump y tengan sentimientos positivos hacia él.

Es lo que sugiere un nuevo estudio de Penn State.

Nueva masculinidad para nueva política

Debido a que la política estadounidense está dominada en gran parte por hombres, los investigadores han señalado que las campañas políticas a menudo enfatizan características tradicionalmente masculinas para convencer a los votantes de la competencia y habilidad de un candidato.

En Estados Unidos, las formas idealizadas de masculinidad sugieren que los hombres deben tener un alto poder, estatus y dominio, al mismo tiempo que deben ser fuertes física, mental y emocionalmente.

Para probarlo, los investigadores reclutaron un total de 2.007 participantes para siete estudios diferentes. En los primeros seis estudios, los participantes respondieron preguntas sobre su respaldo a la masculinidad hegemónica, la confianza en el gobierno, el sexismo, el racismo, la homofobia y la xenofobia. También indicaron su afiliación política, cómo votaron en las elecciones presidenciales de 2016 y sus evaluaciones de Trump y Hillary Clinton.

En un séptimo y último estudio, los participantes respondieron preguntas similares pero también proporcionaron información sobre cómo iban a votar en las elecciones presidenciales de 2020, así como sus evaluaciones de Trump y Biden.

Nathaniel Schermerhorn advierte de que los hallazgos, publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences, sugieren que si bien la sociedad estadounidense parece estar lista para una presidenta, es posible que primero deba tener lugar un rechazo activo de la masculinidad hegemónica.

El éxito de la campaña de Donald Trump en 2016 muestra que incluso si nosotros, como sociedad, hemos avanzado al decir que la discriminación y el prejuicio son indeseables, no hemos, como sociedad, cuestionado por completo las formas sistemáticas en que se defienden esos prejuicios.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio