Compartir
Publicidad

¿Por qué los libros de ética son robados en mayor proporción por filósofos morales?

¿Por qué los libros de ética son robados en mayor proporción por filósofos morales?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay un sustrato biológico, instintivo, que nos hace ser cooperadores, altruistas y, en definitiva, buenas personas. Esta inclinación se favorece o entorpece en función del contexto. Si el contexto es halagüeño y, además, nuestros actos pueden ser fiscalizados fácilmente por los demás, lo que afectará a nuestra reputación, entonces tenderemos más morales que inmorales.

Por eso se roban más libros de ética por parte de filósofos que se dedican a razonar en este ámbito.

La ineficacia del razonamiento moral

Razonar sobre las cuestiones éticas que propician un buen comportamiento no está necesariamente vinculado a un buen comportamiento. Conocer la moral no implica ser morales. Somos más o menos morales por otros factores ajenos mayormente al razonamiento.

Si no fuera así, los filósofos morales serían más rectos en su moral, razonarían en función de principios éticos sus actos cotidianos. Y eso no sucede, de hecho, los filósofos morales parecen sustraer libros de su campo de comportamiento sin pagar por ellos, es decir, se comportan mal.

Thought 2123971 960 720

Es lo que descubrió el filósofo Eric Schwitzgebel empleando encuestas y métodos para medir cuándo donan los filósofos morales a obras de caridad, cuánto votan, cuántas veces llaman a sus madres, donan sangre y órganos, colaboran con la limpieza cuando asisten a conferencias de filosofía…

En ninguna de estas actividades los filósofos morales tenían un comportamiento más ejemplar comparándose con otros filósofos y profesores de otros campos. Y más aún, como refiere Jonathan Haidt en el libro La mente de los justos:

Llegó a recopilar las listas de libros perdidos de decenas de bibliotecas y descubrió que los libros académicos sobre ética, presumiblemente prestados a especialistas sobre ética principalmente, tienen más probabilidades de haber sido robados, o simplemente nunca devueltos, que los libros de otras áreas de la filosofía.

Es decir, ser ducho en el razonamiento moral no influye en un comportamiento más moral. Más bien al contrario, parece que razonar demasiado sobre moral te puede permitir cometer más deslices en ese sentido.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio