Publicidad

¿Por qué los lenguajes escritos se parecen tanto entre sí?

¿Por qué los lenguajes escritos se parecen tanto entre sí?
2 comentarios

Diferentes como parecen a primera vista, el árabe, el sánscrito y otros 114 sistemas de escritura comparten características estructurales básicas: caracteres con simetría vertical (como las letras romanas A y T) y una preferencia por las líneas verticales y horizontales sobre las líneas oblicuas (como las de las letras X y W).

La explicación parece tener sus raíces en el cableado de nuestro cerebro, según este estudio.

Cómo vemos las letras

Las características comunes citadas en el lenguaje escrito pueden aprovechar cómo nuestros ojos y cerebros procesan las imágenes: las neuronas se disparan más rápido al ver objetos que muestran simetría vertical, como rostros humanos, y líneas horizontales y verticales, que son comunes en paisajes naturales.

Para sostener esta idea, Olivier Morin, antropólogo cognitivo del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena, Alemania, analizó las características de 116 sistemas de escritura a lo largo de 3 000 años de historia. Se dejaron fuera los llamados sistemas de escritura logográfica como el chino y el cuneiforme sumerio, que tienen demasiados caracteres y son demasiado complejos visualmente para analizarlos fácilmente.

Morin y su equipo de investigadores clasificó así más de 5 500 caracteres y calculó el número de líneas verticales, horizontales y oblicuas. ambién midieron cuántos caracteres formaban imágenes especulares si se dividían por la mitad vertical u horizontalmente, propiedades conocidas como simetría vertical y horizontal.

Morin descubrió, en promedio, que alrededor del 61% de las líneas en todos los guiones eran horizontales o verticales, más de lo que predeciría el azar. (Ese número se eleva al 70% para el alfabeto latino, con el que se escribe el inglés o el español). Y los caracteres simétricos verticalmente representaron el 70% de todos los caracteres simétricos.

Juntos, los hallazgos sugieren que los humanos se sienten atraídos por estas características por escrito, y que ello está producido por la forma en la que nuestro cerebro procesa la información.

Pero, ¿evolucionaron los guiones escritos para tener más de estas características con el tiempo, a medida que los usuarios del lenguaje seleccionaban ciertas formas y orientaciones de un guión? Para averiguarlo, Morin examinó un subconjunto de 93 guiones que descendían de, o dieron origen a, otro guión del estudio.

Morin, finalmente, no halló evidencia de que los guiones tiendan a volverse más horizontales o verticales con el tiempo, lo que sugiere que los escribas que los crearon integraron las preferencias humanas en la palabra escrita desde el principio. Eso contrasta con las afirmaciones de que las preferencias humanas actúan como una especie de presión selectiva sobre la escritura, obligándola a evolucionar para volverse más legible o morir

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios