Compartir
Publicidad

¿Prescribir una dieta para combatir la depresión es útil?

¿Prescribir una dieta para combatir la depresión es útil?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces se prescriben dietas como una medida preventiva contra la enfermedad cardíaca o la diabetes, pero ¿la idea podría extrapolarse también a la depresión?

Pero, por ejemplo, ¿podríamos tratar la depresión simplemente adoptando una dieta mediterránea? Un nuevo estudio sugiere, sí.

El segundo cerebro

Investigadores de la Universidad Deakin, de Australia, lideraron un ensayo clínico controlado que arroja resultados prometedores que sugieren que la mejora dietética guiada por un dietista clínico puede proporcionar una estrategia de tratamiento eficaz para el tratamiento de este trastorno mental.

Los investigadores reclutaron varios cientos de pacientes con depresión grave, 67 de los cuales participaron en un ensayo grupal paralelo de 12 semanas. Todos los participantes tuvieron mala calidad dietética cuando participaron en el estudio, lo que significa que comieron carbohidratos vacíos y alimentos escasos en nutrientes, como pizza.

Food 3084224 960 720

Explican así el resultado del ensayo los investigadores del mismo:

El efecto de aumento fue bastante robusto para un tratamiento adyuvante. En el grupo de tratamiento, aproximadamente el 32% de los pacientes lograron la remisión, en comparación con el 8% en el grupo de control.

¿Qué contienen los alimentos que potencian la función cerebral y la salud mental? Básicamente los nutrientes que el cerebro necesita, específicamente grasas omega-3, zinc, magnesio, hierro y vitamina B12, que están "altamente correlacionados con un menor riesgo de depresión y demencia".

También es importante tener en cuenta que aproximadamente el 95 por ciento de la serotonina de su cuerpo se produce en el tracto gastrointestinal.

Los científicos están comenzando a descubrir cómo los microbios que alberga nuestro estómago influyen en otros aspectos de nuestra salud y bienestar en general. Y, más recientemente, estudios como este realizado con ratones, sugieren que las bacterias colonizan el intestino en los días siguientes al nacimiento, y al parecer influyen en el comportamiento mediante la inducción de cambios en la expresión de ciertos genes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio