Compartir
Publicidad

Ponerle "Bohemian Rhapsody" de Queen a un feto es mejor que Shakira o Bee Gees

Ponerle "Bohemian Rhapsody" de Queen a un feto es mejor que Shakira o Bee Gees
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según un nuevo estudio aún no publicado de la clínica de fertilidad asistida del Institut Marquès en España, los fetos expuestos a Bohemian Rhapsody (así como a los clásicos de Bach y Mozart) mostraron claros signos de estimulación cerebral en el útero.

Las canciones de Shakira y los Bee Gees, por otro lado, demostraron ser mucho menos interesantes para el público no nacido.

Queen

Los bebés en desarrollo comienzan a escuchar sonidos externos a una edad gestacional de aproximadamente 16 semanas. Pero ¿por qué los fetos deberían ser tan exigentes con la música que escuchan? Según los investigadores, podría tener algo que ver con el tono de los sonidos de la canción o la simplicidad de la melodía.

Según explica la doctora Marisa López-Teijón, directora del Instituto Marqués:

Todavía tendemos instintivamente a hablar a los recién nacidos con voz aguda, porque sabemos que los recién nacidos los perciben mejor, y de esta manera entienden que queremos comunicarnos con ellos.

Por eso, los fetos en el estudio también mostraron una mayor respuesta a la voz de Mickey Mouse que a las grabaciones de una voz humana normal.

En el nuevo estudio, que se presentó este mes en la conferencia de la Asociación Internacional de Música y Medicina en Barcelona, los investigadores reprodujeron una variedad de canciones para 300 fetos entre las 18 y 38 semanas de gestación. El equipo tocó 15 canciones para cada feto, desde sonatas de Bach y Beethoven hasta villancicos tradicionales de Navidad, hasta los éxitos de Queen o Adele.

Mientras los fetos escuchaban la música, los investigadores observaron los movimientos de la boca y la lengua en una máquina de ultrasonidos. Presumieron que los bebés que movían la boca o la lengua en respuesta a la música tenían los centros de lenguaje de sus cerebros estimulados.

Nuestra hipótesis inicial sugiere que la música crea una respuesta que se manifiesta como movimientos de vocalización, ya que activa los circuitos cerebrales que estimulan el lenguaje y la comunicación.

En general, los fetos parecían más estimulados por la música clásica que el pop o el rock. El 91 % de los bebés mostraron movimientos bucales y el 73 % sacaron la lengua cuando se emitió la canción A Little Night Music de Mozart. Las melodías de Bach, Prokofiev y Strauss obtuvieron más del 80 % de éxito

Sin embargo, cuando se trataba de pop, el éxito era inferior. Su canción favorita, con todo, fue Bohemian Rhapsody, seguido por Y.M.C.A. del Village People.
Imagen | Ryan M Mclaughlin

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio