Publicidad

Las personas de izquierdas o de derechas son igualmente racistas

Las personas de izquierdas o de derechas son igualmente racistas
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

La postura ideológica en el arco derecha-izquierda tiene más que ver con la cosmovisión de uno mismo y la adquisición de un pack ideológico dado que de una reflexión ponderada. Por ello, hay incoherencias entre los propios integrantes de un extremo u otro.

Y también hay muchas similitudes: porque una cosa es cómo se presenta uno a nivel moral (lo que aspira a ser o finge ser) y otra cosa es lo que realmente es. Por eso no resulta extraño constatar que el racismo es transversal.

Búsquedas de Google

Como resulta muy difícil meternos en la cabeza de las pesonas para saber lo que realmente piensan y la gente suele responder en las encuestas lo que resulta coherente con su postura base o lo que se espera de ella pero no lo que piensa de verdad, una forma interesante de averiguar la tendencia de alguien es escrutar las búsquedas que realiza a través de Google.

Es decir, usar los macrodatos para establecer correlaciones con búsquedas relacionadas con el racismo de forma negativa. Por ejemplo, la búsqueda del término "nigger". O la búsqueda de chistes racistas. O de "Stormfront", un foro de Internet neonazi, nacionalista blanco, supremacista blanco, antisemita y negadora del Holocausto.

Gracias a ello, Seth Stephens-Davidowitz ha podido trazar un nuevo mapa del racismo sociológico en su libro Todo el mundo miente, advirtiendo algo que, en cierto modo, nos debería parecer obvio: que los republicanos afincados en el sur de Estados Unidos podían ser más proclives a admitir el racismo, pero muchos demócratas del norte albergaban actitudes similares:

Los sondeos y la opinión popular situaban el racismo moderno sobre todo en el sur y mayormente entre republicanos. Pero entre los lugares con mayores tasas de búsquedas racistas figuraban el norte del estado de Nueva York, el oeste de Pensilvania, el este de Ohio, la zona industrial de Michigan y la zona rural de Illinois, así como Virginia Occidental, el sur de Luisiana y Misisispi. La verdadera línea divisoria, según sugerían los datos de búsquedas de Google, no estaba entre el sur y el norte; estaba entre el este y el oeste. Uno no encontraba estas cosas muy al oeste de Misisipi. Y el racismo no se limitaba a los republicanos. De hecho, las búsquedas racistas no eran más numerosas en lugares con un alto porcentaje de republicanos que en lugares con un alto porcentaje de demócratas.

De hecho, si se estudia cómo cambia el racismo en internet en partes del país más o menos expuestas a la Gran Recesión, uno no puede afirmar que una de las principales causas del racismo sea la inseguridad y la vulnerabilidad económica. El aumento de desempleo, sencillamente, no parece ser lo que alimente el racismo. Los que sí se ha hallado es que las búsquedas racistas se correlacionaban con mayores tasas de mortalidad para los negros.

Stephens-Davidowitz asegura que los datos provenientes del buscador son "más plausibles de no tener ninguna censura que las encuestas, ya que son, en general búsquedas realizas en la intimidad, con mayor libertad y menor censura social".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios