Compartir
Publicidad

Las parejas que se conocen online se casan antes y son más felices que las que se conocen por otros medios

Las parejas que se conocen online se casan antes y son más felices que las que se conocen por otros medios
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todavía me acuerdo de cómo la gente te miraba con una mezcla de condescendencia, alarma y escepcitismo cuando revelabas que tu pareja actual había salido de alguna web de citas de internet. Las mismas reacciones que suscitaban un poco, también es cierto, cualquier interacción online o incluso tocar las teclas de un ordenador.

Pero lo cierto es que las parejas que se han conocido online no diferente mucho de las que se conocen offline. En todo caso, las que se conocen online parecen contraer matrimonio antes. Aunque también se divorcian antes.

Citas online

Los hallazgos se basan en el estudio de 2 669 sujetos asociados del How Couples Meet and Stay Together Project, un estudio sociológico longitudinal financiado por la Fundación Nacional de Ciencia y dirigido por Michael J. Rosenfeld, demógrafo social de la Universidad de Stanford.

El 50 por ciento de las parejas que se conocieron online y posteriormente se casaron lo hicieron dentro de los tres o cuatro años posteriores a la primera cita. Pasaron más de 10 años antes de que la mitad de las parejas que se conocieron por otros medios se casaran. (Todas las parejas se reunieron en 2009 o antes. Cabe advertir, no obstante, de que el estudio se basa en gente que se conoció en sitios de citas tipo Match.com, no apps como Tinder o Grindr.

Cbbwanjweaa8pmv

En general, las as parejas que se conocieron online eran tan estables como las parejas que se conocieron offline. De hecho, investigaciones anteriores señalan que las personas casadas que se conocieron online reportan mayor satisfacción con la relación que aquellos que se conocieron en otro lugares.

La razón de todo ello parece bastante evidente. Si conocemos a alguien offline estamos más sujetos al azar, pero en sitios de citas online somos capaces de cribar a grandes cantidades de potenciales parejas y seleccionar las que mejor se ajustan a nuestros criterios, cada vez a niveles mucho más precisos. Los cuestionarios detallados a los que se somenten los usuarios de estos servicios generalmente ofrecen información muy concreta de buenas a primeras que, de otra manera, puede tardar mucho en salir a la luz, como: ¿Quieres hijos? ¿Tienes un arma? ¿Tienes herpes?

Sí, claro, parece que conocerse así es menos romántico, pero lo cierto es que, en el amor, no buscamos extravagancias, sino que nos gusta lo que se parece a nosotros (por mucho que se diga que los polos opuestos se atraen). Tal y como como escribió la investigadora del comportamiento humano en la Universidad Rutgers Helen Fisher en su libro The New Psychology of Love:

La mayoría de los hombres y mujeres se enamoran de individuos con los mismos antecedentes étnicos, sociales, religiosos, educativos y económicos, de quienes tienen un atractivo físico similar, una inteligencia equiparable, actitudes y expectativas, valores e intereses semejantes, y destrezas sociales y de comunicación análogas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio