Publicidad

Los países donde la gente juega más a videojuegos son menos violentos (menos EEUU, aunque por otro motivo)

Los países donde la gente juega más a videojuegos son menos violentos (menos EEUU, aunque por otro motivo)
2 comentarios

Es cierto que los videojuegos violentos propician que unos pocos usuarios se vuelvan más agresivos físicamente. Estamos hablando de lo que sugiere un estudio internacional que analizó a más de 17 000 adolescentes, de entre 9 y 19 años, de 2010 a 2017.

Pero, en general, son porcentajes tan bajos que el efecto (si es que hay vínculo causal) sería el contrario: en los países donde hay mayor consumo de videojuegos, la gente comete menos delitos.

La excepción estadounidense

Adam Lanza, que asesinó a 20 niños y 6 adultos en Sandy Hook, Connecticut, en 2014. La prensa informó que había estado jugando Call of Duty 4 esa mañana, y en seis días más tarde, un senador presentó un proyecto de ley para investigar la violencia de los videojuegos.

Lo que no se dijo fue que los videojuegos favoritos de Lanza eran en realidad Super Mario Bros y Dance Dance Revolution, donde el objetivo del juego es imitar movimientos de baile en una discoteca.

Como en su momento ocurrió con la literatura, el teatro, el cine o los juegos de rol, los videojuegos que recrean la violencia se ha considerado que aumentan la violencia. Sin embargo, parece que ocurre lo contrario: la catalizan.

El estudio consistió en analizar exhaustivamente 24 estudios de países como Estados Unidos, Canadá, Alemania y Japón en los que los aficionados Grand Theft Auto, Call of Duty y Manhunt, por ejemplo, tenían mayor probabilidad de mostrar comportamientos como ser enviados a la oficina del director por pelearse o golpear a un miembro no familiar.

En la siguiente tabla vemos cómo videojuegos y delitos no van de la mano:

Dfsfsd

En Estados Unidos mueren mucha más gente, pero no porque existan los videojuegos, sino porque las armas de fuego son legales y fáciles de obtener.

Christopher Ferguson, profesor asociado y copresidente del Departamento de Psicología de la Universidad de Stetson, señala que los estudios más recientes, que emplean mejores métodos de análisis generalmente, no han logrado establecer conexiones entre la violencia virtual y la violencia real. De hecho, un estudio de 2016 encontró evidencia de que los juegos violentos causan una modesta reducción de la delincuencia.

Podéis ahondar en ello, así como en la supuesta violencia que provoca el cine y otras formas de ficción, en el siguiente vídeo:

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios