Compartir
Publicidad
Publicidad

La religión activa la misma área del cerebro que el sexo, las drogas y el amor

La religión activa la misma área del cerebro que el sexo, las drogas y el amor
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Las experiencias religiosas y espirituales tienen profundos efectos en muchas personas de todo el mundo. Un nuevo estudio de un equipo de neurocientíficos muestra que lo que sienten es causado por la activación de los circuitos de recompensa del cerebro que controlan nuestra capacidad de sentir placer.

Es la parte del cerebro asociada con el sexo, las drogas, la música y el amor.

Sexo, drogas y religión

Para descubrir cómo el cerebro procesa los sentimientos espirituales, los científicos centraron su atención en un grupo de 19 mormones que acuden a la iglesia (12 hombres y 7 mujeres, todos ex misioneros). Para causar sentimientos espirituales, los científicos mostraron los videos de temas de la iglesia mormona, citas de Mormón y otros líderes religiosos.

Cuando los participantes tuvieron experiencias espirituales, describieron que se sentían en paz e incluso conmovidos hasta las lágrimas, respiraron más profundamente y sus corazones latieron más rápido. Estos efectos físicos fueron observables en su punto más intenso justo antes de que los participantes presionasen un botón para marcar el punto más alto de su experiencia espiritual. Según Jeff Anderson, autor del estudio:

La experiencia religiosa es quizás la parte más influyente de cómo las personas toman decisiones que nos afectan a todos, para bien y para mal. Entender qué sucede en el cerebro para contribuir a esas decisiones es realmente importante.

Se necesitarían más estudios para comprender si los seguidores de otras religiones muestran resultados similares.
Imagen | murdelta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio