Compartir
Publicidad

Jugando a ser científico

Jugando a ser científico
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para los pedagogos actuales son muy útiles los juegos didácticos a la hora de enseñar con maneras más lúdicas que las ya conocidas. Es muy importante los modos educativos a la hora de enseñar, puesto que la tecnología avanza rápidamente y es por eso que es necesario también que la docencia vaya a la par de los avances tecnológicos usando nuevas formas a la hora de educar a los niños y jóvenes.

¿Y eso cómo influye en los niños y niñas?

Veamos, en el intelectual cognitivo se fomentan la observación, la atención, las capacidades lógicas, la fantasía, la imaginación, la iniciativa, la investigación científica, los conocimientos, las habilidades, los hábitos, el potencial creador, etc.

En el volitivo conductual se desarrollan el espíritu crítico y auto crítico, la iniciativa, las actitudes, la disciplina, el respeto, la perseverancia, la tenacidad, la responsabilidad, la audacia, la puntualidad, la sistematicidad, la regularidad, el compañerismo, la cooperación, la lealtad, la seguridad en sí mismo, estimula la emulación fraternal, etc.

Y en el afectivo motivacional se propicia el interés, el gusto por la actividad, el colectivismo, el espíritu de solidaridad, dar y recibir ayuda, etc.

Los juegos didácticos deben corresponderse con los objetivos, contenidos y métodos de enseñanza y adecuarse a las indicaciones, acerca de la evaluación y la organización escolar.

Este tipo de juegos estimulan y cultivan la creatividad, es el proceso o facultad que permite hallar relaciones y soluciones novedosas partiendo de informaciones conocidas. Los juegos didácticos facilitan la educación ya que es el mismo niño que explora, y tiene curiosidad sobre que es lo que esta viendo y oyendo.

Lo más interesante es la variedad que podemos encontrar hoy en el mercado. Y dentro de estos juegos, los hay de tipo científico y abarcan todos los campos: Física, Química, Biología, etc.

Invernadero infantil

Los niños y niñas pueden acercarse a la ciencia haciendo mezclas básicas de química, cuidando plantas en un mini-invernadero, viendo muestras al microscopio, probando leyes físicas y esto es fantástico, ya que están experimentando ellos mismos y no ven la ciencia como algo exclusivamente teórico y lejano, es más tangible y eso la hace más entendible.

Programas televisivos como “El hormiguero“ han promocionado juegos de este tipo con los “experimentos de Flipy“, por ejemplo. Y es que sí os ponéis a buscar el gran surtido de juegos científicos que hay, podéis encontrar hasta peluches de microorganismos como el de Saccharomyces cerevisiae, que es la levadura del pan o la cerveza.

Y como afirman nuestros amigos de curiosite.com:

Los juguetes educativos te hacen más listo. Y si eres más listo, trabajas menos. Y si trabajas menos, puedes jugar más. Y si juegas más, eres más feliz.

Asi que, aunque sea por un día, ¡juguemos tod@s!

Vía: recrea-ed

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos