Compartir
Publicidad
Publicidad

Detrás de cada Peter Pan hay una Wendy

Detrás de cada Peter Pan hay una Wendy
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Siempre se ha dicho que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. ¿Y detrás de cada Peter Pan?

La sobreprotección que ejercen los padres en la infancia de sus hijos puede llevarles a desarrollar el llamado "síndrome de Peter Pan".

Este trastorno psicológico es cada vez más frecuente en la sociedad occidental, y afecta a sujetos con personalidad débil que se muestran reacios a asumir responsabilidades propias de la edad adulta.

Hijos que nunca creen apropiado marcharse de casa, cuarentones con una vida social típica de un adolescente, amistades y grupos de salida mucho más jóvenes. Se trata de personas que, a pesar de haber alcanzado la edad adulta, son inmaduros emocionales y no quieren o son incapaces de crecer y afrontar las responsabilidades que conlleva la vida adulta. La infancia es una etapa de felicidad ya que otros solucionan los problemas por los niños. Hacia el final de la adolescencia, sin embargo, se produce un cambio de mentalidad y una toma de conciencia sobre las responsabilidades que hay que tomar.

Actualmente este síndrome no se considera una psicopatología, ya que la Organización Mundial de la Salud no lo ha reconocido como un trastorno psicológico. Sin embargo, la realidad es que cada vez son más las personas adultas que, en la sociedad occidental, presentan comportamientos propios de inmadurez emocional, son incapaces de crecer y asumir las responsabilidades de la vida adulta e incluso se visten y se divierten como adolescentes, pese a superar la treintena de edad.

No obstante, lejos del típico Síndrome de Peter Pan se empieza a hablar con mucha más frecuencia del término de ‘Síndrome de Wendy’ para describir a las mujeres que actúan como madres con su pareja, o con la gente más cercana.

Para algunos científicos, “Wendy es aquella mujer que se encuentra detrás de un Peter Pan. Para que exista un Peter Pan siempre tiene que haber alguien que asuma y se encargue de lo que este sujeto no hace”.

Wendy toma todas las decisiones y asume las responsabilidades de su pareja, justificando su informalidad ante los demás. También incluso, en el núcleo familiar, podemos encontrar personas Wendy: en las madres que son muy sobreprotectoras con los hijos.

Vía | Noticias UGR Más Información | Psicología y Salud Mental

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio