Publicidad

Cuando una mala crítica sirve para vender más

Cuando una mala crítica sirve para vender más
12 comentarios

Publicidad

Que hablen de uno, aunque sea mal, parece ser una buena consigna para alcanzar la fama. Solo así se explica que decenas de personajes populares, objetivamente deplorables, insufribles, malignos y majaderos, alcancen cotas de influencia y poder que ya quisieran para sí muchos de los que tienen callo de trabajar duro diariamente.

Y es que lo que propicia que alguien sea famoso es que hablen de él, y una crítica negativa, a ese respecto, puede ser tan buen catalizador como una crítica positiva.

Par probar esta hipótesis, los economistas Alan Srensen y Scott Rasmusen, junto al profesor de marketing de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, Jonah Berger, analizaron cientos de críticas literarias de The New York Times.

Al parecer, las críticas negativas parecían ser contraproducentes para los autores ya asentados, pero no así para los noveles o relativamente desconocidos, cuyas críticas negativas hacían incrementar las ventas un 45 %. Tal y como lo explica el propio Jonah Berger en su libro Contagioso:

La explicación está en los activadores. Una mala crítica o un boca a boca negativo pueden aumentar las ventas si informan o recuerdan a la gente la existencia de un producto o una idea. Por esa razón, las ventas de un vino tinto toscano de sesenta dólares se vieron incrementadas un cinco por ciento después de que una importante página web lo describiese diciendo que “recordaba a calcetines malolientes”.

Imagen | Rodrigo Galindez

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir