Compartir
Publicidad

Caos creativo

Caos creativo
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando alguien echa un vistazo al escritorio de mi portátil casi siempre se echa las manos a la cabeza. Sencillamente no pueden creerse que tenga un escritorio tan desordenado, tan caótico, como un palimpsesto digital.

Sin embargo, acabo de encontrar la excusa perfecta para defender mi escritorio (digital) desordenado (el real no lo es tanto). Y es que el desorden favorece la creatividad.

Es lo que al menos sugiere un estudio llevado a cabo por Kathleen Vohs y sus colegas de la Universidad de Minnesota, y que ha sido dado a conocer en el último número de la revista Psychological Science.

El desorden de un escritorio estimula el pensamiento creativo y la generación de nuevas ideas, y ello puede extrapolarse a otros escenarios, como el despacho del trabajo, el coche, o hasta el dormitorio.

Según concluyó Vohs:

Los ambientes desordenados aparentemente inspiran una ruptura con la tradición y eso produce nuevos enfoques. Los ambientes ordenados, por el contrario, alientan la convención y el comportamiento de acuerdo con las reglas.

Mantener el orden, por otro parte, nos vuelve más convencionales y rectilíneos en cuanto a ideas y creatividad, aunque también nos invita a comer sano y nos vuelve más generosos y caritativos.

Alcohol

a
De igual modo que el caos, un poco de alcohol también favorece la creatividad. Es lo que sugiere Jennifer Wiley y sus colegas de la Universidad de Illinois, que también han publicado un estudio en la última edición de la revista Consciousness and Cognition basado en dos experimentos que señalan la misma conclusión.

Es decir, que las personas ligeramente ebrias (con un 0,8 porciento de alcohol en sangre) detectan con el mismo nivel de acierto que los sobrios las variaciones en dos versiones de una película prácticamente idénticas en las que solo había un pequeño cambio, pero que los que habían bebido respondían mucho más rápido. Tal y como señala Wiley:

Esto sucede cuando la gente está apenas ebria, no cuando bebe hasta el extremo. Los resultados no dan señal de que el consumo en exceso pueda tener los mismos efectos. (…) Probamos lo que pasa cuando las personas están un poco mareadas, no cuando beben al extremo. No hay ningún argumento en estos resultados que beber en exceso puede tener los mismos efectos.

Podéis leer más sobre la creatividad en: Lo que hace nuestro cerebro cuando somos creativos.

Vía | ABC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio