El abuso psicológico y la violencia contra los hombres por parte de las mujeres a menudo se toma con menos seriedad que al revés

El abuso psicológico y la violencia contra los hombres por parte de las mujeres a menudo se toma con menos seriedad que al revés
4 comentarios

Según un nuevo estudio de la Universidad de Lund, en Suecia, parecen existir profundas discrepancias en la forma en que las víctimas, a diferencia del resto de la sociedad, evalúan los diferentes tipos de violencia.

De este modo, el estudio sugiere que, en general, tenemos dificultades para comprender la gravedad potencial del abuso psicológico y la violencia de las mujeres contra los hombres.

Diferencias entre violencia física y psicológica

Los autores del estudio solicitaron a 113 participantes estadounidenses que escribieran un texto que describiera la violencia psicológica o física que habían experimentado en una relación íntima y que calificaran la gravedad de tal violencia. Estos textos fueron entregados posteriormente a otros 340 participantes, que los leyeron y también los calificaron por su grado severidad.

El abuso psicológico fue calificado como menos severo por quienes leyeron sobre él, en comparación con quienes lo habían experimentado. En contraste, los lectores calificaron la violencia física como más severa. Según explica Sverker Sikström, autor principal del estudio y profesor de psicología en la Universidad de Lund:

A menudo nos centramos en lo peligrosa que es la violencia física y olvidamos cuánto sufre la gente de abuso psicológico. Esto puede ser simplemente un problema de comunicación, en el que no podemos transmitir el sufrimiento psicológico de la misma manera.

Psychological Abuse An

Los investigadores también examinaron la importancia del género en la percepción de la violencia física. Esto se hizo intercambiando los nombres de los perpetradores y víctimas femeninos y masculinos. La violencia se calificó como peor si el evaluador creía incorrectamente que fue cometida por un hombre contra una mujer, que si fuera al revés:

Tenemos leyes contra la violencia física, mientras que muchos tipos de violencia psicológica son legales y carecen de consecuencias reales. Esperamos que nuestro estudio pueda sentar las bases para una evaluación más precisa de los delitos violentos, donde las dificultades de comunicación y las nociones preconcebidas basadas en el género se tienen en cuenta.

Además, entender los distintos tipos de violencia, las estadísticas actuales de agresiones y homicidios, e incluso cómo se usa la violencia en otras especies animales, nos puede ofrecer una comprensión más completa de la situación. Podéis abundar en ello en el siguiente vídeo:

Temas
Inicio