Gracias a un mineral, este cangrejo herradura de 310 millones de años ha conservado un cerebro extraordinariamente intacto

Gracias a un mineral, este cangrejo herradura de 310 millones de años ha conservado un cerebro extraordinariamente intacto
Sin comentarios

A diferencia de los huesos y los caparazones, que pueden durar millones de años, los tejidos blandos rara vez se conservan como fósiles. Pero un nuevo hallazgo permite abrir senda hacia la exploración de tejidos blandos, como el cerebro.

Concretamente, parece que los cerebros de los artrópodos se pueden conservar de una manera completamente diferente gracias a concreciones hechas de un mineral de carbonato de hierro llamado siderita.

Sin cambios cerebrales a largo plazo

El spécimen del cangrejo herradura, Euproops danae, proviene del depósito Mazon Creek de Illinois en los Estados Unidos. Según uno de los autores del estudio, John Paterson:

Hemos demostrado, por primera vez, que los animales de Mazon Creek no sólo fueron moldeados por la rápida formación de siderita que sepultó todo su cuerpo, sino también que la siderita cubrió rápidamente sus tejidos blandos internos antes de que pudieran descomponerse. En nuestro fósil, el cerebro de Euproops está replicado por un mineral de arcilla de color blanco llamado caolinita. Este molde mineral se habría formado más tarde dentro del vacío dejado por el cerebro, mucho después de que se hubiera descompuesto. Sin este llamativo mineral blanco, nunca podríamos haber visto el cerebro.

E7tfaacxeccvmb1

El ámbar, o resina de árbol fosilizada, a menudo contiene una variedad de organismos atrapados como insectos, preservando los detalles más intrincados.

Los depósitos de tipo esquisto Burgess del Período Cámbrico, por lo general alrededor de 500 a 520 millones de años de edad, son mucho más antiguos que el ámbar y también conservan estructuras cerebrales espectaculares como películas de carbono en lutitas. aquí es donde se ha hallado un cangrejo herradura de 310 millones de años con un cerebro extraordinariamente intacto.

Estos fósiles son muy importantes ya que representan algunos de los animales más antiguos de la Tierra y pueden informarnos sobre sus orígenes y la historia evolutiva más temprana. El nuevo fósil del equipo demuestra efectivamente que los cerebros de los artrópodos se pueden conservar de una manera completamente diferente.

Temas
Inicio